Autoridades sanitarias de Brasil autorizaron que se retomen los ensayos de la vacuna china Coronavac, que desarrolla el laboratorio Sinovac, después de ser suspendidos el lunes 9 de noviembre.

Fue a través de un comunicado, que el regulador sanitario del país informó que se reanudarían los ensayos, tras reportar un “incidente grave” con uno de los voluntarios.

“La Agencia de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) informa que acaba de autorizar el reinicio del estudio de la vacuna Coronavac”, escribieron en la misiva.

Según la Anvisa, las suspensiones de ensayos de vacunas en fase de estudio son muy comunes y no significa que el producto en cuestión sea de baja calidad, inseguro o ineficaz.

El Instituto Butantan, el mayor desarrollador de vacunas en Brasil, que suscribió el acuerdo con Sinovac, indicó que la muerte del voluntario no se relaciona con la aplicación de la vacuna, o placebo.

“Es imposible que la causa sea vinculada a la vacuna o al placebo administrado. Eso fue informado y aclarado”, dijo el pasado martes Dimas Cotas, titular del Instituto Butantan, quien se mostró molesto ante la suspensión del ensayo por parte de Anvisa.

TE SUGERIMOS: POR “INCIDENTE GRAVE”, BRASIL SUSPENDE ENSAYOS DE VACUNA CHINA CONTRA COVID-19

Por otra parte, Jean Gorinchteyn, secretario de Salud de Sao Paulo, defendió la transparencia y ética con la que opera el Instituto Butantan, y lamentó el impacto que tenga la interrupción del ensayo.

“El impacto no fue cronológico, pero sí psicológico. Vamos a tener un trabajo de convencimiento para que algunos se mantengan en el estudio”, aseguró Gorinchteyn.

Cadenas de televisión como la estatal TV Cultura y CNN Brasil, aseguraron en sus informativos que la muerte del participante en el ensayo, ocurrida 25 días después de la aplicación, se debió a un suicidio.