El demócrata Joe Biden gana Michigan y sus 16 votos electorales, quedándose con otra porción del llamado Cinturón del Óxido que hace cuatro años impulsó a Donald Trump hacia la presidencia.

La victoria en un estado que hace cuatro años fue para los republicanos significa un duro golpe para Trump, cuyos triunfos en Michigan, Wisconsin y Pensilvania en 2016 lo encaminaron a la Casa Blanca.

Biden también se quedó con Wisconsin, mientras que aún no se dan a conocer resultados definitivos en Pensilvania.

El triunfo de Biden en Michigan lo coloca con 264 votos electorales, a seis de los 270 necesarios para llegar a la Casa Blanca. Trump acumula 214 votos electorales. Nevada, que otorga seis, es uno de los estados que la demócrata Hillary Clinton ganó en 2016 y que aún no da a conocer resultados oficiales.

La campaña de Biden se enfocó principalmente en persuadir a los votantes de raza negra de Detroit, quienes no respaldaron a Hillary Clinton de la misma forma como lo hicieron con Barack Obama durante sus dos campañas presidenciales.

A pesar de que Michigan era fundamental en las aspiraciones de Trump, el presidente criticó en repetidas ocasiones a la gobernadora demócrata Gretchen Whitmer, quien fue víctima de un presunto complot para secuestrarla que fue frustrado por las autoridades federales. Las consignas de “Encarcélenla” dirigidas hacia Whitmer eran frecuentes en los mítines de Trump, y el presidente arremetió contra ella en Twitter por su cautelosa postura en torno a la pandemia del coronavirus.

Lee: Voto por correo, el verdadero protagonista de la elección en EU