¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Latitud
imagen principal

Un barco, dos nuevos gobiernos

Mariana Recamier

Una embarcación con más de 600 migrantes es el termómetro de las nuevas políticas exteriores de dos países que estrenan gobierno. Mientras Italia no pretende recibir a más refugiados, España abre sus puertas ante una crisis humanitaria


Jun 13, 2018
Lectura 6 min
portada post

Más de 600 migrantes se encuentran en el mar porque Italia rechazó recibirlos en su territorio. Es la primera acción antimigrantes del nuevo gobierno italiano. Ante esta situación, Pedro Sánchez, el presidente del gobierno de España, dio indicaciones para recibir a Aquarius, el barco en el que navegan estas personas. Esta es la primera decisión importante de política exterior del nuevo mandatario del país ibérico.

“He dado instrucciones para que España acoja al barco Aquarius en el Puerto de Valencia. Es nuestra obligación ofrecer a estas 600 personas un puerto seguro. Cumplimos con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias”, publicó el líder español en Twitter.

Sánchez es presidente de gobierno desde el pasado 2 de junio. Llegó al poder después de una moción de censura en la que pidió la salida del mandatario anterior, Mariano Rajoy.

En el debate sobre la moción de censura, el actual presidente de España se comprometió a derogar los artículos que permiten la expulsión de extranjeros en frontera de forma arbitraria y sin derecho a la tutela judicial efectiva.

Ese compromiso fue un adelanto a la primera decisión que tomaría Sánchez relacionada con la migración. Su primera resolución sobre política exterior fue dar instrucciones para que el puerto de Valencia recibiera a Aquarius.

Este barco navega por el Mediterráneo con 629 migrantes y refugiados rescatados por Médicos Sin Fronteras y Sos Mediterranée. Estas personas fueron abandonados en el mar después de que Matteo Salvini, nuevo ministro del interior de Italia, impidiera su entrada a la península italiana.

Al contrario del nuevo gobierno español, el proyecto de nación que apenas comienza en Italia demostró desde sus primeros días rechazo por la llegada de extranjeros. El Movimiento 5 Estrellas y la Liga crearon un proyecto de administración que incluye la expulsión de migrantes irregulares

En el apartado de migración, el acuerdo de gobierno menciona la expulsión de 500 mil personas con estatus irregular. El documento también cita la necesidad de terminar con el “negocio de la migración”, en referencia a las organizaciones no gubernamentales que trabajan en el Mediterráneo.

El nuevo gobierno italiano materializó un objetivo de su plan de administración el fin de semana pasado. Dio su primer golpe contra los migrantes cuando decidió no aceptar la entrada del barco Aquarius a ningún puerto italiano. Salvini, el nuevo ministerio del interior italiano, comunicó el domingo pasado el cierre de sus entradas marítimas a la nave que transporta migrantes.

“¡Victoria! 629 inmigrantes a bordo de la nave Aquarius en dirección a España. ¡Primer objetivo alcanzado!”, publicó Salvini en Twitter cuando Sánchez anunció que pretendía recibir a los migrantes.

629 migrantes rescatados

En este sentido, David Noguera, presidente de Médicos Sin Fronteras, aseguró en un video que es preocupante que las consideraciones políticas estén por encima de la seguridad de las personas vulnerables.

“Lo que estamos viendo en el Mediterráneo es un nuevo episodio entre posiciones políticas que pasan por encima de la seguridad y los derechos de personas vulnerables. Estas personas tienen derecho a ser rescatadas. Nuevamente se están criminalizando y estigmatizando quienes buscan protecciones bajo el derecho internacional”

- David Noguera

Presidente de Médicos Sin Fronteras

Noguera agregó que negar el desembarco a estos migrantes no puede considerarse como una victoria. El presidente mencionó que estas acciones son una respuesta equivocada a la falta de responsabilidad y a la distribución de la carga entre los Estados miembros de la Unión Europea.

“La siguiente prioridad es que los gobiernos e instituciones de la Unión Europea den un paso adelante y encuentren soluciones compartidas para apoyar a los países en primera línea, como Italia”, dijo la cabeza de la organización.

En el mismo sentido, el presidente de Médicos sin Fronteras exigió a la comunidad europea encontrar una solución a los problemas relacionados con la migración en el Mediterráneo. También pidió a la Unión Europea que ejerza un liderazgo para que no se repita una situación donde personas vulnerables se convierten en “rehenes de políticas contradictorias de diferentes países”.

La tripulación necesita ayuda urgente

Los migrantes rescatados por el barco Aquarius llevan más de 72 horas en el mar. En la tripulación hay 11 niños pequeños, 123 menores no acompañados, más de 80 mujeres y siete embarazadas.

Las organizaciones que tripulan el barco recibieron instrucciones del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo Italiano (IMRCC) para transbordar a 400 personas a barcos de la Marina italiana y trasladar los otros 229 rescatados a Valencia, de acuerdo a un comunicado de Médicos Sin Fronteras.

+ 80 mujeres

No obstante, este plan significa que las 629 personas rescatadas tendrían que soportar cuatro días más en el mar. Médicos sin Fronteras insistió que la mejor opción es desembarcar a los migrantes en el puerto más cercano y luego transferirlos a España o a otros países para su cuidado y asistencia legal.

11 niños pequeños

“La prioridad debe ser desembarcar a las personas en el puerto seguro más cercano. La situación médica a bordo se mantiene estable por ahora, pero la gente está exhausta y estresada”, explicó el doctor David Beversluis, médico a bordo del barco.

21 personas con quemaduras

En ese sentido, la organización está preocupa por varios migrantes que sufrieron ahogamiento e hipotermia. Estas personas están siendo vigiladas a bordo porque pueden desarrollar rápidamente problemas pulmonares significativos después de aspirar agua de mar.

También hay 21 tripulantes que sufrieron quemaduras químicas graves después de haber estado expuestos a una mezcla tóxica de agua de mar y combustible durante un período prolongado.

123 menores no acompañados

De acuerdo al comunicado de Médicos sin Fronteras, estos pacientes se encuentran estables, pero necesitarán un cuidado continuo de las heridas y cambios de los vendajes en los próximos días y semanas. Por otra parte, hay varios casos graves de ortopedia que requieren evaluación quirúrgica y operaciones inmediatas que no se pueden realizar en el barco.

7 mujeres embarazadas

Las 629 personas que están a bordo de Aquarius fueron rescatadas durante la noche del sábado 9 al domingo 10 de junio, cuando las organizaciones que dirigen el barco llevaron a cabo seis operaciones de rescate y transferencia en el lapso de nueve horas, todas bajo las instrucciones de la IMRCC.

España e Italia son dos de los países que reciben más migrantes por la ruta del Mediterráneo. Desde el inicio de este año hasta el 9 de junio, 14 mil migrantes llegaron a Italia y 11 mil al país ibérico, según los registros de la Agencia de la ONU para los Refugiado (Acnur).

Comentarios