El gobierno de Azerbaiyán admitió este lunes que derribó “accidentalmente” un helicóptero ruso que volaba sobre Armenia.

La institución aseguró que “el trágico” suceso fue accidental y “no estuvo dirigido contra la parte rusa”, por lo que pidió disculpas al país.

“Azerbaiyán ofrece sus disculpas a Rusia en conexión con este incidente trágico”, señala el comunicado del Ministerio de Exteriores azerí.

En el incidente murieron al menos dos militares y un tercero resultó herido.

Asimismo, afirmó que Bakú está dispuesto a pagar una indemnización por el helicóptero derribado.

Lee: Irán y Rusia están intentando interferir en elecciones de EU de acuerdo al FBI

Horas antes, el ministerio de Defensa de Rusia informó que uno de sus helicópteros militares fue derribado cuando sobrevolaba Armenia, cerca de la frontera con Azerbaiyán, y que dos miembros de la tripulación murieron.

De acuerdo con RT, en el texto Bakú explica que una unidad del ejército azerí creyó que se trataba de una “provocación de la parte armenia” dentro del conflicto armado en curso en Nagorno Karabaj.

El helicóptero se estrelló tras ser atacado desde tierra con un sistema de defensa aérea portátil mientras escoltaba un convoy de la 102a base militar rusa en territorio de Armenia.

Bakú explicó que el vuelo del helicóptero ruso “tuvo lugar en la oscuridad, a baja altitud, fuera de la zona de detección del radar de defensa aérea”, y añadió que “no se habían visto previamente en el área especificada” helicópteros militares rusos.

“En el contexto de estos factores y a la luz de la tensa situación en la región y una mayor preparación para el combate debido a las posibles provocaciones del lado armenio, el equipo de combate de guardia tomó la decisión de abrir fuego”, señaló.

Te recomendamos: Guerra en el Cáucaso Sur, Armenia y Azerbaiyán