Luego de los ataques de Estados Unidos al gobierno de  Bashar Assad, dos aviones de guerra realizaron bombardeos a objetivos cerca de Palmira, Siria, reportó el Observatorio sirio de Derechos Humanos.

Medios internacionales señalan que las aeronaves de guerra salieron de  la base Shayrat, alcanzada por el fuego de las armas estadounidenses. 

Sin embargo, la organización no precisó si los aviones eran sirios o rusos. Trump ordenó el lanzamiento de 50 misiles Tomahawk a través de dos buques de guerra estadunidenses desde el Mar Mediterráneo contra instalaciones químicas del régimen de Bashar al Assad.

El ataque tiene lugar después de que el presidente Donald Trump sostuvo que el ataque con armas químicas como el ocurrido en la región siria de Idlib era “inaceptable”.

En un breve mensaje, Trump dijo que es un tema de “interés nacional vital” para Estados Unidos y acusó a Siria de ignorar los llamados para evitar ese tipo de ataques.

“Fue una muerte lenta y brutal de tantos, incluidos niños hermosos que fueron cruelmente asesinados”, denunció Trump sobre los 72 decesos que causó el ataque químico.

Asimismo, calificó el incidente como un “ataque barbárico” e hizo un llamado a las “naciones civilizadas del mundo a poner fin a la matanza y masacre en Siria”.

Con información de agencias