A través de un discurso, el filósofo ruso Aleksandr Dugin se despidió de su hija. Rodeado de arreglos florales, aseguró que Daria Dugina murió amando a su país y a su gente.

“Ella solo tenía un deseo: no me recuerden ni me glorifiquen, luchen por nuestro país, protejan nuestra fe, amen a nuestro pueblo ruso (…) Ella vivió en nombre de la victoria y murió en nombre de la victoria. Nuestra victoria rusa”, aseguró el también llamado “cerebro de Putin“.

Daria Dugina, politóloga de 29 años, falleció el pasado sábado luego de que el auto en el que viajaba estallara. El Comité de Investigación de Rusia aseguró que el atentado iba dirigido a su padre, quien es caracterizado por ser cercano al presidente Vladimir Putin y favorecer el golpe de su gobierno a los ucranianos.

La ideología de Aleksandr Dugin ha estado fija desde la posesión de Crimea en 2014, detallando incluso que Rusia debió haber sido más fuerte en sus acciones en aquel momento.

Al igual que su padre, Daria favorecía la invasión a Ucrania, por lo que entre las teorías que se han lanzado sobre su muerte está que los ucranianos fueron los autores principales del incidente.

El Servicio de Seguridad Federal de Rusia anunció que el gobierno del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, envió a una mujer a Rusia para investigar todas las actividades de Daria hasta terminar con ella.

Al respecto, la doctora Ana Luisa Trujillo, docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, opina que la teoría del ingreso de una mujer ucraniana a Rusia es difícil que se llevara a cabo, pues “es inverosímil” pensar que a los servicios de inteligencia rusos se les pudo haber pasado una intromisión de este tipo.

Además, resalta que aunque aún no podría haber inclinaciones hacia alguna teoría sobre la muerte de Daria, su fallecimiento va a complicar más la guerra y la posibilidad de alcanzar un acuerdo de paz o de cese a las hostilidades.

“(Debido a su muerte) hay mucha molestia en los círculos políticos rusos, que más allá de determinar quién fue el responsable o el actor intelectual de lo que sucedió, hablan de que la victoria es la única opción y esto puede implicar muchos meses más de guerra (…) Va a complicar muchísimo más la situación, porque si la invasión tenía una solución más o menos cercana, creo que con esto ya no podremos definir cuándo ni cómo va a terminar”, menciona.

De igual manera, la doctora Natalia Rivera Ángel, internacionalista de la UNAM, asegura que el atentado contra Dugina le da un pretexto al presidente Vladimir Putin de prolongar  aún más la invasión en Ucrania.

Para ella, el incidente contra la politóloga podría incluso utilizarlo el mandatario para tomar represalias contra rehenes ucranianos.

“Lo que (Putin) está promoviendo en el fondo es tener una mayor vulnerabilidad en Ucrania y en el presidente Zelenski“, puntualiza la doctora.

Respecto a la muerte de Daria Dugina, el gobierno ucraniano descartó cualquier relación, afirmando que no son un “Estado criminal” como sí lo es Rusia.

“Ucrania por supuesto no tiene nada qué ver con esto porque no somos un Estado criminal, que sí es la Federación Rusa, y mucho menos un Estado terrorista”, anunció Mykhailo Podolyak, asesor del presidente Zelenski.

Adiós al diálogo conciliador tras muerte de Daria Dugina

Tras la muerte de la politóloga rusa, además de que se podría complicar más la situación entre Rusia y Ucrania, deja de lado los mínimos avances que la comunidad internacional había logrado para tener un acercamiento entre ambos gobiernos.

El pasado 18 de agosto, por ejemplo, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que se comprometía a fungir como mediador en el diálogo entre Volodimir Zelenski y Vladimir Putin. Sin embargo, debido al más reciente atentado, eso podría no ocurrir.

“Parece que con este evento desafortunadamente las acciones que tenía Turquía de mediar el acercamiento pierden fuerza. En cambio, lo que seguiremos viendo es un respaldo de Occidente hacia Ucrania, mientras que por parte de Rusia el deseo de seguir ganando terreno”, dice la doctora Rivera Ángel.

Ana Luisa Trujillo añade que también seguirán los señalamientos entre los jefes de Estado, convirtiendo la guerra en una lógica de desgaste en la que quien resista más sanciones va a ser el que salga victorioso.

Desde que se dio a conocer el atentado contra Dugina, Estados Unidos ha sido el principal país en sumar más ayuda a los ucranianos, brindándole recientemente a la administración de Zelenski dos mil 980 millones de dólares más en armas y otros equipos como sistemas de defensa aérea, municiones, entre otros, lo que corrobora el apoyo que Occidente le sigue dando al Estado europeo.

Te puede interesar: Recep Tayyip Erdogan, el mediador del conflicto entre Rusia y Ucrania