Ashli Babbitt es el nombre de la mujer que murió por un impacto de bala el miércoles durante la toma del Capitolio, en Estados Unidos.

Apenas unas horas antes, Babbit había tuiteado: “Nada nos detendrá”, “la tormenta ha llegado”.

En un vídeo difundido en redes sociales se muestra a Babbitt tendida en el suelo y sangrando tras ser alcanzada por un disparo que le causó la muerte.

En las imágenes del asalto se aprecia cómo los miembros de seguridad y policiales del Capitolio apuntaron sus armas a manifestantes que intentaban acceder a la sala donde se celebraba el pleno.

Luego de recibir el impacto de bala, Babbitt recibió asistencia médica de inmediato y fue trasladada al hospital, en donde murió a causa de sus heridas, de acuerdo con información oficial.

Lee: Joe Biden llama “terroristas domésticos” a seguidores de Trump que tomaron el Capitolio

En su cuenta de Twitter se presentaba como “excombatiente” y “libertaria”. En los últimos días había retuiteado numerosos mensajes de personas que, como ella, viajaban a Washington para responder al llamado de Donald Trump.

Con frecuencia compartía los comentarios del presidente y sus partidarios, y sus falsas afirmaciones de fraude electoral.

Babbitt era veterana de la Fuerza Aérea de Estado Unidos, con 14 años de servicio, en los que realizó cuatro despliegues armados.

Vivía cerca de San Diego, en California, junto a su marido Aaron. Su esposo dijo a la cadena local de San Diego Kusi News que su mujer era una gran seguidora de Donald Trump y una “gran patriota” para todo el que la conocía.

Aaron le dijo a KSWB-TV que su esposa de 35 años estaba en Washington el miércoles para apoyar a Trump. Le envió un mensaje a su esposa unos 30 minutos antes del tiroteo y nunca recibió respuesta.


Ella amaba a su país y estaba haciendo lo que pensaba que era correcto para apoyarlo, uniéndose a personas de ideas afines que también aman a su presidente y su país”

Aaron

Ashli Babbitt se presentaba como partidaria de la Segunda Enmienda constitucional, que protege el derecho de poseer y portar armas.

Según su página de Facebook, Babbitt y su esposo Aaron eran dueños de Fowlers Pool Service and Supply, una empresa de servicios de piscinas en San Diego.

Abren investigación por muerte de Ashli Babbitt

El oficial que disparó el arma que causó la muerte de Ashli Babbitt, de 35 años, fue puesto bajo licencia administrativa y sus “poderes policiales fueron suspendidos”, a la espera de una investigación sobre el incidente, confirmó Steven A. Sund, director de la policía del Capitolio.

La identidad del oficial involucrado no ha sido divulgada. Además, se abrió una investigación sobre la respuesta de la policía del Capitolio al incidente del miércoles.

Te recomendamos: Estos son los colaboradores de Trump que han renunciado tras la toma violenta del Capitolio

El miércoles, miles de manifestantes entraron a la fuerza a la sala de la Cámara de Representantes, donde se escondían miembros del Congreso.

Steven A. Sund, jefe de la Policía del Capitolio dijo que los alborotadores “atacaron activamente” a la policía del Capitolio y otros agentes del orden con tubos de metal, descargaron irritantes químicos y “tomaron otras armas contra nuestros agentes”.