Reporte Indigo

VENEZUELA

Arresto de presunto mercenario de EU

Las fuerzas de seguridad venezolanas arrestaron a un presunto mercenario estadounidense que estaría involucrado en una supuesta trama para desestabilizar Venezuela si el candidato opositor a la presidencia pierde en las próximas elecciones que se celebrarán el 7 de octubre, según dijo el jueves el presidente Hugo Chávez.

El mandatario dijo que el estadounidense, un hispano que fue detenido el 4 de agosto cuando cruzaba la frontera entre Venezuela y Colombia, llevaba un pasaporte de EU y sellos de salida de diversos países, entre ellos Irak, Afganistán y Libia, así como una libreta de anotaciones con coordenadas geográficas. La identidad del sospechoso no se dio a conocer.

La embajada de EU en Caracas no ha respondido a las llamadas hechas para solicitar su comentario sobre el anuncio de Chávez.

“Tiene toda la apariencia de un mercenario”, afirmó el mandatario durante un acto de campaña en el estado costero de Vargas. “Lo estamos interrogando”, agregó, sin precisar dónde. El individuo rompió partes de la libreta que tenía cuando fue detenido, añadió Chávez.

El presidente insinuó además, sin proveer evidencia, que el estadounidense quizá fue reclutado por grupos opositores al gobierno para desatar protestas violentas si el candidato Henrique Capriles pierde.

Chávez ha dicho ya varias veces que la oposición planea acusar a las autoridades electorales de manipular la elección y que se negará a aceptar los resultados si el presidente gana, una acusación que el grupo de Capriles niega.

“Un grupo de la burguesía se está preparando para desconocer el triunfo del pueblo, eso está clarito”, declaró el mandatario ante una multitud que lo vitoreaba.

Dirigentes de la oposición van a “tratar de que el país entre en una crisis política y que el país se llene nuevamente de violencia. Llamo a todos a que estemos muy alerta”. El legislador de la oposición, Pedro Pablo Alcántara, rechazó las acusaciones del presidente.

Alcántara evadió las preguntas respecto de las declaraciones del presidente acerca de que la oposición se negaría a aceptar una victoria de Chávez si su triunfo era corroborado por una auditoría independiente y de que los partidos antichavistas han reclutado a miles de voluntarios para evitar que las autoridades en el Consejo Nacional Electoral manipulen la elección.

Muchos opositores opinan que el CNE favorece a Chávez pero los directivos del Consejo lo niegan. (AP)

Salir de la versión móvil