En su inicio de campaña, Maduro dijo que un ‘pajarito’ le silbó, le dio tres vueltas encima y después se marchó, lo que consideró una bendición por parte de Chávez

La carrera para saber quién llenará el vacío que dejó el comandante Hugo Chávez después de su muerte arrancó de manera oficial en Venezuela.

Los contendientes, definidos con semanas de antelación, afinan sus estrategias.

Del lado opositor está el gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski, candidato a la presidencia por la Mesa de la Unidad Democrática en los comicios anteriores del 7 de octubre de 2012.

Con apenas 40 años de edad, Capriles busca por segunda ocasión la silla presidencial.

El político de origen polaco fue derrotado por más de 10 puntos porcentuales en las urnas federales por el fallecido Chávez.

Enfrente tiene al actual mandatario encargado Nicolás Maduro, mano derecha en vida del líder de la Revolución Bolivariana.

Maduro, antiguo canciller de Venezuela, aventaja por 10.6 puntos en las encuestas a su rival electoral.

El exvicepresidente de 50 años no ha dejado que se diluya el recuerdo chavista.

Denominado a sí mismo “hijo” y “apóstol” de Chávez, acompaña constantemente su discurso con recuerdos del difunto.

Ayer, Maduro inició su campaña en Sabaneta de Barinas, donde se encuentra la casa natal de Hugo Chávez.

En dicho encuentro, acompañado de familiares del comandante, el contendiente oficialista dijo haber sido “bendecido” por Chávez, después de la aparición de un ave.

“Entré a una capilla pequeña, solo. Estaba orando y recordándolo (a Chávez) (…) y de repente entró un pajarito chiquitico y empezó a silbar. 

“Me le quedé viendo y le silbé. Silbó un ratico, me dio una vuelta (encima de la cabeza) y se fue. 

“Y yo sentí el espíritu de él. Lo sentí como dándonos una bendición diciéndonos ‘hoy arranca la batalla, vayan a la victoria, tienen nuestra bendición’”, dijo Maduro.

Capriles, por su parte, inició los actos proselitistas con el denominado “Madrugonazo”.

La campaña, organizada por el grupo llamado “Comando Simón Bolívar”, consiste en instalar puntos de propaganda desde temprana hora en lugares estratégicos como las estaciones de metro de la capital.

Las elecciones se realizarán el 14 de abril próximo.