La fiscalía de Arabia Saudí anunció que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi fue planeado, un señalamiento que el presidente de Turquía ya había dado a conocer ante el Parlamento de Ankara.

Los investigadores llegaron a dicha conclusión tras las evidencias presentadas por las autoridades turcas, quienes investigaron al colaborador del diario estadounidense The Washington Post desde que éste desapareció el pasado 2 de octubre en la embajada saudí en Estambul.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, compareció ante el Parlamento de su país el 23 de octubre con el fin de declarar lo que sabía del caso Khashoggi. Dijo que 15 agentes saudíes planearon con antelación el asesinato del periodista desde el 28 de septiembre, cuando Jamal acudió por primera vez al consulado.

Merkel condena el asesinato

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó el asesinato del periodista durante una llamada telefónica con el Rey de Arabia Saudí.

El portavoz de la funcionaria dijo que Merkel pidió que se tomaran las medidas necesarias para responder a tan injusto hecho.

“Merkel recalcó que todos los responsables deben afrontar las consecuencias”, aseguró el portavoz.