66,000

Migrantes africanos han viajado en lo que va del año a Italia

Como un escenario del Holocausto, los trabajadores italianos en Pozzallo, Sicilia tuvieron que desenlazar los cuerpos de los migrantes fallecidos que se amontonaban en el bote procedente del norte de África. 

Y aunque la escena se ha repetido en los últimos meses más de lo que el Gobierno italiano quisiera, este no ha realizado ningún movimiento para solucionarlo.

“Hablaremos de esta gran tragedia por algunos días y después todo regresará a la normalidad. Esto no puede seguir así”, dijo a la televisión italiana el padre Michele Iacono, quien bendijo los cuerpos. 

Así ha sucedido las últimas veces. 

Los migrantes salen de África, quienes llegan a pisar suelo europeo no tienen a donde ir, y los que pierden la batalla en el camino llegan a un desenlace aún más caótico. 

Las pocas neveras en la morgue están saturadas de los cadáveres de navíos anteriores, los ataúdes son demasiado caros para abastecer al número de caídos y el espacio en los cementerios tampoco es suficiente. 

“Peor todavía, muchos no han sido identificados (porque llegan sin documentos), lo que significa que sus seres queridos pueden pensar que llegaron a salvo”, publicó The Daily Beast el pasado 7 de julio. 

“Estas personas vienen de situaciones trágicas de guerra y hambruna en búsqueda de una vida mejor. Pero no podemos darles si quiera un entierro digno. Es una vergüenza”, dijo el Alcalde Luigi Ammatuna al diario. 

¿Y entonces?

Aunque la tragedia se repite una y otra vez, no hay señal alguna de que “los líderes italianos (…) se acerquen a llegar un acuerdo que debe ser hecho”, informó The Economist el pasado 5 de julio. 

Y aunque se haya lanzado la Operación Mare Nostrum, la cantidad de inmigrantes que pisa suelo italiano continúa en aumento. 

Y mientras continúe así, “el Gobierno italiano puede esperar estar bajo la creciente presión de la opinión pública”, añadió The Economist. 

Como medida de prevención, los ministros de la Unión Europea se reunieron ayer para discutir cómo lidiarán con esta cantidad de migrantes. 

“Debemos abrir rutas legales que permitan a los refugiados el acceso a la Unión Europea, de otra manera seguirán buscando los medios de migración ilegal”, indicó Cecilia Malmstroem, comisionada de Asuntos Internos. 

Pero según Malmstroem todas las propuestas que se han planteado hacia esta salida no han tenido una respuesta perceptiva por parte de la Unión. 

Y hasta que no lo hagan, los migrantes refugiados continuarán llegando, y aquellos que no serán rápidamente olvidados.