La firma contará con cuatro mil 100 puntos en todo el país donde la gente podrá acudir a medirse con equipos personalizados

A menos de un mes de haber calificado como “discriminatorio” el impuesto a las bebidas azucaradas propuesto en la iniciativa de reforma hacendaria del presidente Enrique Peña Nieto, Coca-Cola México inició ayer un programa piloto a nivel nacional para combatir la obesidad y la vida sedentaria. 

El programa denominado “Ponte al cien” estará apoyado por la Comisión Nacional del Deporte (Conade), detalló la vicepresidenta de Asuntos Públicos y Comunicación de Coca-Cola de México, Laura Tamayo Laris.

La firma contará con cuatro mil 100 puntos en todo el país donde la gente podrá acudir a medirse con equipos personalizados para determinar su peso y cantidad de grasa. 

A los que asistan se les aplicará una encuesta para ver cómo se alimentan y serán diagnosticados por médicos de la Conade. A partir de ese resultado, les darán una recomendación de alimentación y un régimen de ejercicio personalizado, detalló la directiva. (Fuente: Notimex)