Agustín Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), advirtió que el mundo enfrenta una nueva era de inflación y tasas de interés más elevadas por la guerra que mantiene Rusia con Ucrania.

“Un mensaje clave es que podemos estar en la cúspide de una nueva era inflacionaria. Las fuerzas detrás de la alta inflación podrían persistir durante algún tiempo”, dijo quien también fuera gobernador del Banco de México entre el 2010 y 2017.

El aumento de los precios mundiales de la energía y los alimentos hace que casi el 60 por ciento de las economías desarrolladas tengan una inflación anual superior a 5 por ciento, la mayor proporción desde finales de los años 80, mientras que en más de la mitad del mundo en desarrollo supera el 7 por ciento.

“Tenemos que estar abiertos a la posibilidad de que el entorno inflacionista esté cambiando fundamentalmente”, añadió Carstens. Y “si mi tesis es correcta, los bancos centrales tendrán que ajustarse”.

Lee: Agustín Carstens a favor de las criptomonedas, pero pide sean “reguladas para afrontar riesgos”

Comentó que estas presiones también tendrán injerencia en el mercado laboral de varias economías.

Las autoridades monetarias tendrían que cambiar con rapidez su “mentalidad” sobre cómo evitar que la inflación se descontrole, sugirió Carstens.

Finalmente, recordó las previsiones de los profesionales, que ahora ven una inflación superior a 4.5 por ciento en Estados Unidos y gran parte de Europa.

Hace apenas unos días, la Reserva Federal de Estados Unidos elevó por primera vez la tasa desde el 2018, y la cual se ubica actualmente en el rango de 0.25 a 0.50 por ciento pero con miras a seguir incrementando.