Todos calladitos 

El receso del Congreso durante el verano hizo poco para impulsar el ánimo por la reforma migratoria entre los legisladores. 

The New York Times afirmó que el tiempo no está a favor de la reforma debido a que las elecciones primarias del Partido Republicano están programadas para la primavera de 2014, por lo que los candidatos se mostrarán más conservadores y ávidos. 

Los demás descansan, ellos ganan la batalla 

Si se midiera el éxito por la cantidad de eventos realizados y titulares generados, la campaña de las fuerzas a favor de la reforma migratoria, ganaría la batalla. 

La intención era evadir el mismo destino que en 2007, cuando el Congreso cambió de parecer. 

¿Podrán ganar la guerra?, publicó la revista TIME.

Dèjá-vu 

El medio NY Daily News dijo: “La inmigración no es un asunto nuevo, hay suficiente tiempo para votar. La Casa Blanca no va a actuar a menos de que se les presione. La comunidad necesita ser diligente: ahora es el momento para hacerlo, no debemos esperar más”

Ahora, inmigrantes y defensores, temen que Siria sea la nueva distracción del presidente para desechar la reforma migratoria. 

Desplazan la migración

El Medio Oriente ha funcionado como una cortina de humo, desviando los temas claves en el Congreso, como la reforma migratoria.

“Las legislaciones que no son acompañadas de límites fijos para la acciones legislativas, como el efervescente empuje en torno a la migración, podrían muy bien caer a los márgenes”, afirmaron en el diario The Wall Street Journal.

Respiro a los inmigrantes

La vigorosa campaña del presidente estadounidense a favor de la intervención en Siria está consumiendo tiempo que podría utilizar para guiar a la Casa Blanca en el tema de la reforma migratoria. 

Si sigue ocupando parte de la agenda de septiembre, y se descuida  el gasto público, el Congreso va a tener que cesar operaciones, o aprobar una ley de gastos a corto plazo, afirmó la cadena CNN.