A un mes de la elección de Estado Unidos, Donald Trump continua utilizando las redes sociales para incrementar las dudas sobre el proceso electoral.

El pasado miércoles, el aún presidente Donald Trump se paró frente a un atril en la Casa Blanca y durante 46 minutos arremetió contra la victoria electoral de Joe Biden.

El demócrata recibió una cifra récord de 81 millones de votos por 74 millones de Trump. Además sumó 306 votos electorales frente a 232 del aún presidente. La diferencia en el Colegio Electoral es idéntica a la del triunfo de Trump sobre Hillary Clinton hace cuatro años.

“Esto no se trata solamente de honrar los votos de los 74 millones de estadounidenses que votaron por mí”, afirmó Trump. “Es acerca de garantizar que los estadounidenses pueden tener fe en esta elección. Y en todos los comicios futuros”.

En los videos de Trump que acusa de fraude electoral, tanto Facebook como Twitter etiquetaron la publicación del mandatario como conflictiva. Twitter incluso destacó que las aseveraciones de fraude electoral por parte de Trump están siendo cuestionadas.

Su alegato central es: “Esta elección es acerca de un enorme fraude electoral, fraude nunca antes visto”.

Lee: “Nos vemos en cuatro años”; Trump promete volverse a lanzar como candidato presidencial en 2024

Miembros de su propio gobierno, incluyendo al secretario de Justicia Willam Barr, declararon que no se ha encontrado evidencia de fraude electoral en gran escala.

Tribunales de varios de los estados más disputados han desestimado una serie de demandas presentadas a nombre del mandatario.

De hecho, Christopher Krebs, director de la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de Infraestructura del Departamento de Seguridad Nacional, expresó su confianza en la integridad de los comicios antes de la jornada electoral del 3 de noviembre. Y posteriormente rechazó acusaciones de que el conteo hubiera quedado manchado por algún fraude. Trump despidió a Krebs hace unas semanas.

Amenazas a funcionarios electorales

Un abogado de la campaña del presidente declara públicamente que un funcionario federal que defendió la integridad del proceso electoral debería ser “arrastrado y descuartizado” o simplemente se le debería pegar un tiro.

“Amenazas de muerte, amenazas físicas, intimidación… es demasiado y no está bien”, dijo Gabriel Srterling, funcionario electoral republicano de Georgia que imploró a Trump que “deje de alentar a la gente a cometer potenciales actos de violencia”. Trump respondió reiterando sus quejas sobre las elecciones y no condenó las exhortaciones a la violencia de otros.

Los problemas empezaron cuando abogados de la campaña de Trump denunciaron falsamente que su firma había arreglado las elecciones.

Salas de chat de extrema derecha publicaron fotos, detalles personales y direcciones de los funcionarios electorales.

“Casi de inmediato llegaron las primeras amenazas de muerte”, declaró Eric Coomer, director de seguridad de Dominion Voting Systems, hablando desde el escondite donde se encuentra tras recibir amenazas de muerte.

“Es horrible”, expresó. “Trabajé en elecciones en países que salían de conflictos, en los que la violencia electoral es real y hay gente asesinada. Y siento que estamos cayendo en eso”.

Biden rumbo a la Casa Blanca

Pese a la negativa de Trump de admitir la derrota, la transición hacia la Casa Blanca de Biden está en marcha.

La victoria de Biden fue declarada por los principales medios de comunicación del país, pero el proceso de certificación de votos concluye el 14 de diciembre, cuando el Colegio Electoral se reúne para confirmar al nuevo presidente.

Los delegados electorales se reunirán el 14 de diciembre para formalizar el resultado y Biden juramentará como presidente el próximo 20 de enero.

Te recomendamos: Trump reconoce dificultad de que denuncias por fraude electoral prosperen

Trump dijo que dejará la Casa Blanca si Joe Biden es confirmado oficialmente ganador de las de las elecciones estadounidenses, pero reiteró que podría no admitir la derrota.

Cuando le preguntaron si dejaría la Casa Blanca en caso de que el Colegio Electoral confirmara la victoria de Biden, respondió: “Ciertamente lo haré. Y tú lo sabes”. Sin embargo, “si lo hacen, cometerían un error”, dijo Trump.

Donald Trump ha dado a entender que podría volver a presentarse en las elecciones presidenciales de 2024.