WASHINGTON (AP) — Reguladores federales en Estados Unidos pidieron el miércoles que se le ordene a Facebook que venda sus servicios Instagram y WhatsApp, al acusar el gobierno federal y 48 estados y distritos a la compañía de abusar de su poder en el mercado para aplastar a la competencia.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) y la fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunciaron las demandas antimonopolio.


“Es realmente de crucial importancia que bloqueemos esa adquisición depredadora de compañías y que restauremos la confianza en el mercado”, dijo James en una conferencia de prensa para anunciar la demanda.

En su impugnación, la FTC busca que esos servicios se separen de Facebook, diciendo que la empresa se ha enfrascado en “una estrategia sistemática” para eliminar a su competencia, incluyendo la compra de rivales pequeños y emergentes como Instagram en el 2012 y WhatsApp en el 2014.

James hizo eco de eso en su conferencia de prensa, diciendo que Facebook “usó su poder monopólico para aplastar a rivales más pequeños y acabar con la competencia, todo a expensas de los usuarios comunes”.

Facebook es la mayor red social en el mundo, con 2.700 millones de subscriptores y una compañía con un valor de mercado de casi 800.000 millones de dólares cuyo director general Mark Zuckerberg es la quinta persona más acaudalada del planeta y el rostro más conocido del poder de los gigantes tecnológicos.

Lee también: Trump demanda a Facebook por “privilegiar” a trabajadores migrantes sobre estadounidenses