Warren Buffett cumplió 90 años mirando hacia el país del  sol naciente. El presidente ejecutivo de Berkshire Hathaway acompañó su celebración adquiriendo participaciones en las cinco empresas comerciales más importantes de Japón.

Las compañías que aparecieron en el pastel de cumpleaños del ‘Oráculo de Omaha’ son Itochu, Marubeni, Mitsubishi, Mitsui, y Sumitomo. A esta clase de empresas se les conoce como sōgō shōsha por la amplia gama de productos y servicios que ofrecen en el mercado mundial, a través de sus múltiples filiales.

Berkshire Hathaway National Indemnity Company notificó a la Oficina de Finanzas de Kanto en Japón que obtuvo algo más del 5 por ciento de las acciones en circulación de los gigantes. La transacción se realizó durante un periodo de aproximadamente un año mediante compras regulares en la Bolsa de Valores de Tokio.

La intención del samurái Warren Buffett es mantener sus inversiones en el mercado japonés en el largo plazo y dependiendo del precio podría aumentar su participación hasta en un máximo de 9.9 por ciento en cualquiera de las cinco corporaciones.

Aunque en una nota difundida por Berkshire Hathaway se informa que no se realizarán compras más allá de ese porcentaje, a menos que el inversionista cuente con la aprobación de su Consejo de Administración.

En el mismo documento, el empresario estadounidense expresó su satisfacción por la adquisición y dejó entrever que mantendrá la cartera abierta en ese lado del mundo.

“Estoy encantado de que Berkshire Hathaway participe en el futuro de Japón y de las cinco empresas que hemos elegido para invertir”, dijo el gurú de las finanzas, quien el domingo celebró 90 años.

A pesar de que se desconoce cuánto invirtió el hombre de negocios, su participación en las cinco empresas niponas estaría valorada en aproximadamente 6 mil 700 millones de dólares, con base en los precios de las acciones del lunes.

La apuesta por las sōgō shōsha no es el único movimiento relevante que ha hecho durante la emergencia sanitaria el originario de Omaha, Nebraska, aun cuando entre enero y junio perdió unos 23 mil 451 millones.

A inicios de julio, el brazo de las inversiones del empresario informó de la compra del negocio de gas natural de Dominion Energy por el orden de los 9 mil 700 millones de dólares, incluyendo el pago de su deuda. Esta operación se convirtió en la más grande e importante para el samurái desde 2015.

Luis Gonzalí, vicepresidente y senior de portafolio manager de Franklin Templeton Investment Services Mexico, asegura que la incertidumbre genera oportunidades y muchos de los grandes capitales se han hecho en momentos de volatilidad, y eso el inversionista estadounidense lo entiende muy bien.

“Una de las grandes características de Warren Buffett es que piensa a largo plazo, incluso a sus 90 años sigue pensando de esta manera y esa es una de las cosas más difíciles y rentables de hacer”, comenta.

Sucesión milenaria de Warren Buffett

La joya de la corona del magnate, Berkshire Hathaway, tiene un largo historial de participaciones pasivas sustanciales en otros negocios, como en Coca-Cola, empresa con la que lleva una relación de 32 años, mientras que con American Express y la agencia calificadora Moody’s 29 y 20 años, respectivamente.

A la fecha la sociedad tenedora posee 625 mil 500 millones de bonos denominados en yenes en circulación, con vencimiento a varias fechas que comienzan a partir de 2023 y terminan en 2060.

La última noticia del magnate impulsó las acciones de las cinco empresas comerciales en la bolsa de Tokio durante la sesión del lunes. La sōgō shōsha más grande de Japón, Mitsubishi, cerró la jornada con un avance de 7.72 por ciento, no obstante, la que anotó mayores ganancias fue Marubeni, considerada como la quinta empresa comercial más importante en el país, con un repunte de 12.87 por ciento.

El ‘Oráculo de Omaha’ abrió la cartera en un momento clave para Japón, ya que la noticia ocurre tras la dimisión del primer ministro, Shinzō Abe, por problemas de salud.

A sus 90 años, Warren Buffett encabeza un imperio que gira alrededor de los sectores, entre otros, de consumo, textil, energético y de servicios financieros. Y aunque el peso que tiene en el mundo de los negocios es innegable, Luis Gonzalí, asegura que en algún momento alguien más tomará su lugar como el samurái de las inversiones.

“El mundo continuará con o sin él. Vendrán nuevos inversionistas y alguno tomará su lugar como gurú del medio, de hecho, ya hay varios candidatos, y que no nos extrañe que alguno de ellos se convierta en el nuevo sabio de las finanzas”.

También puedes leer: Warren Buffett: el empresario líder