Si la vacunación de la población mexicana para contrarrestar el COVID-19 continúa al ritmo que se ha reportado en los últimos días, la recuperación económica del país a niveles previos a la pandemia se alcanzará hasta 2024.

Autoridades financieras mexicanas del más alto nivel, como Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Tatiana Clouthier, secretaria de Economía; y Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico); han señalado que la recuperación económica del país estará estrechamente ligada con el proceso de inoculación a la población.

Pero la estrategia de distribución y aplicación de las vacunas para contrarrestar el SARS-CoV-2 establecida por el gobierno federal ha sido cuestionada, entre otros detalles por retrasos en la entrega de las dosis por parte de las farmacéuticas, la transparencia en torno la adquisición de las inoculaciones y la eficiencia en el proceso.

Para que dentro del lapso de un año, 70 por ciento de la población haya recibido la vacuna se tendrían que aplicar diariamente 250 mil dosis, calcula Carlos González Tabares, director de análisis Económico de Monex.

“Si consideramos que creceremos este año cerca del tres por ciento, y que los próximos años estaremos creciendo a un ritmo más o menos similar estaríamos hablando de que por lo menos en tres años más alcanzaremos los niveles (económicos) de 2019, ya ni siquiera los de 2018 porque recordemos que en 2019 ya veníamos de una recesión”, señala el especialista.

813,785

vacunas se han aplicado desde el 24 de diciembre hasta el 16 de febrero en México, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud

La estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto de la Secretaría de Hacienda para este año asciende a 4.6 por ciento anual.

Sin embargo, la vacunación en México se encuentra en un proceso de arranque, etapa en la que se suelen enfrentar muchas dificultades, por lo que aún resulta prematuro establecer un juicio final en torno a la estrategia del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, expresa Ángel García-Lascuraín, presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En cambio, apunta hacia la necesidad de establecer un plan “profundo y contundente” de recuperación económica con la participación de todos los sectores y que tenga como elemento central el estímulo a la inversión para la generación de empleo y la recuperación de la demanda interna.

González Tabares coincide en la importancia de poner al centro de la reactivación económica el impulso a la inversión, sobre todo la privada, toda vez que los recursos gubernamentales son escasos y deben de enfocarse en los sectores que más resintieron el golpe económico y la crisis sanitaria provocados por la pandemia.

Los últimos datos disponibles en el INEGI, señalan que la Inversión Fija Bruta (IFB), que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de la construcción, registró una caída de 18.8 por ciento de enero a noviembre de 2020 comparado con el mismo periodo del año previo.

En tanto que para el Consumo Privado en el Mercado Interno, la caída anual fue del orden de 11.5 por ciento. Cabe destacar que el consumo privado y la inversión representan el 85 por ciento del PIB y por su magnitud dan un panorama muy completo de la situación que vive la economía nacional.

Distribución desigual en la recuperación económica

El Gobierno de México presenta hoy un posicionamiento a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en torno al acaparamiento de las vacunas por parte de los países en donde se encuentran los laboratorios que las fabricaron.

Los días en los que se han aplicado más vacunas desde el 24 de diciembre, fecha en la que arrancó en México el proceso de aplicación de los activos para inmunizar a la población ante el COVID-19, han sido el 13 de enero de 2021 con 149 mil 407 dosis, 14 de enero con 128 mil 995, 15 de enero con 86 mil 173 y el 21 de enero con 66 mil 819 dosis.

Hasta el momento México ha adquirido 51.5 millones de vacunas a través del mecanismo de distribución COVAX, 77.4 millones de la farmacéutica AstraZeneca, 34.4 millones de Pfizer, 35 millones de la empresa china CanSino, 22 millones de la vacuna rusa Sputnik V y 10 millones de SinoVac, de acuerdo con información de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Pero el gobierno mexicano no es el único que ha señalado la desigualdad en la distribución de las vacunas. Las naciones que conforman la Unión Europea, que está llevando a cabo la compra de las vacunas en grupo; Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Japón ya tenían asegurada la compra de tres mil 798 millones de vacunas para aplicar entre su población previo incluso a que iniciará la distribución, de acuerdo con estimaciones elaboradas por el Global Health Innovation Center.


Este organismo señala también que no habrá vacunas para cubrir a la población mundial hasta 2023 y 2024 y serán los países de bajos ingresos los que tengan que esperar más tiempo para inmunizar a parte de su población con este mecanismo

También puedes leer: Reactivar la economía: primer intento fallido