¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

ARGENTINA

Una izquierda ‘a la Kirchner’: Juegos de poder

Francisco Fierro

Populismo, giro a la izquierda, intereses creados. ¿Qué hay detrás de la expropiación parcial de Yacimientos Petrolíferos Fiscales?


Abr 23, 2012
Lectura 5 min
portada post

39 Por ciento de concesiones de las licencias de hidrocarburos en Argentina son de YPF

El autor intelectual de la nueva política económica de Argentina es Axel Kicillof, un economista de izquierda, muy cercano a Cristina Fernández y quien la convenció de la nacionalización de Aerolíneas Argentinas, donde él era gerente financiero. 

Populismo, giro a la izquierda, intereses creados. ¿Qué hay detrás de la expropiación parcial de Yacimientos Petrolíferos Fiscales?

El lunes 16, Cristina Fernández, presidenta de Argentina, reunió a los gobernadores para anunciar la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF en poder de  la empresa española Repsol.

Los gobernadores tenían motivos para aplaudir a la presidenta, pues recibirán su parte del pastel. El Gobierno tomará un 26.01 por ciento del capital, y los gobernadores de las diez provincias se repartirán el 24.99 por ciento. Las acciones de YPF que pertenecen a Grupo Petersen no serán nacionalizadas.

NUEVO GRUPO DE PODER

Durante 1998 y 1999 el Gobierno argentino promovió el desarrollo de la industria petrolera y concretó la operación de compra del 98 por ciento de YPF por parte de Repsol (la cifra inicial fue de 13 mil millones de euros).

En el 2008, cuando Repsol ya era presidida por Antonio Brufau y Cristina Fernández como presidenta de Argentina, se llegó a un acuerdo para que el grupo local Petersen, de Enrique Eskenazi, comprara una participación del 14.9 por ciento de YPF y una opción de compra por un 10 por ciento adicional.

Lo extraño de la operación es que Repsol financió esta compra y se firmó un acuerdo con los socios para que se distribuyeran en forma de dividendos hasta un 90 por ciento de las utilidades de YPF (situación que hoy forma parte de los motivos de expropiación) y que con estos dividendos se pagara el financiamiento otorgado al Grupo Petersen.

Petersen obtuvo el 14.9 por ciento de las acciones pagando sólo la póliza de seguros de causación y el pago del resto lo hizo comprometiendo las ganancias futuras.

El Grupo integró a Sebastián Eskenazi (hijo de Enrique Eskenazi) al Consejo de Administración de YPF.

Más extraño aún fue que el grupo Petersen decidiera anticipar una opción de compra por el 10 por ciento de Repsol el mes pasado cuando ésta operación vencía hasta el 3 de mayo.

Revisando un poco la relación entre los Eskenazi y los Kirchner, nos remontamos al mandato de Néstor Kirchner.

Durante el proceso de privatización bancaria realizada por Kirchner, la familia Eskenazi fue favorecida con la  venta de los bancos Santa Cruz, Entre Ríos y Santa Fe.

LA IZQUIERDA, A ESCENA

El autor intelectual de la nueva política económica de Argentina es Axel Kicillof, un economista de izquierda, muy cercano a Cristina Fernández y quien la convenció de la nacionalización de Aerolíneas Argentinas, donde él era gerente financiero.

Esta medida se califica de populista, pues el Gobierno argentino dispuso de 24 mil millones de dólares de los fondos de pensiones para destinarlos a una industria que aún es deficitaria en su operación.

Ahora busca un golpe mayor a través de la expropiación de Repsol, que los analistas consideran un movimiento más en los planes del Gobierno argentino en cuestiones de nacionalización. Con esta jugada, Argentina accedería a un Estado más protector y con mayor injerencia en la actividad económica, como sucede en Venezuela.

Aquí es donde surge la figura de Máximo Kirchner, hijo de Cristina Fernández, cuyo consejo pesa en las decisiones políticas de su madre y es el máximo dirigente de “La Cámpora”, grupo de izquierda que va tomando fuerza en Argentina y del cual Kicillof es miembro destacado.

Kicillof, polémico, de notoria inclinación izquierdista y admirador de Keynes, se ha convertido en un afamado intervencionista y recuperador intelectual de la llamada expropiación forzosa, y cada día se posiciona más en el poder.

PETRÓLEO A LA VISTA

Hay otro cambio más evidente en la situación de YPF: las perspectivas de negocio en Argentina han aumentado con hallazgos que pueden triplicar las reservas del país y convertirlo en autosuficiente.

YPF es titular del 39 por ciento de las concesiones de la producción de petróleo y del 28 por ciento del gas en Argentina.

Pero han encontrado un tesoro: estimados de 22 mil 807 millones de barriles de petróleo en una zona denominada Vaca Muerta, según datos auditados por la compañía de certificación de reservas Ryder Scott.

La cifra contempla un potencial de la cuarta parte de esta zona de 30 mil kilómetros cuadrados. Podría ser el pretexto ideal para que Argentina ya no necesite a los españoles.

Colaboradores: Roberta Carrillo, Jesús Manuel Badiola, Alberto Morales  y Eduardo Flores

 


Notas relacionadas

Sep 19, 2018
Lectura 3 min

Sep 18, 2018
Lectura 4 min

ARGENTINA

Fernández, del Senado a la prisión

Indigo Staff


Sep 18, 2018 Lectura 4 min

Ago 29, 2018
Lectura 7 min

ARGENTINA

Investigación de los cuadernos contra Kirchner

Mariana Recamier


Ago 29, 2018 Lectura 7 min

Comentarios