5-7

por ciento menos es el rango de precio del acero que se importa de los países que son acusados de competencia desleal de acuerdo con las empresas nacionales


“La sustitución de importaciones no será una política ‘setentera’ de aumento en los aranceles porque sabemos que eso no funciona… En todo caso, analizaremos la aplicación de cuotas compensatorias a través de investigaciones de prácticas desleales de comercio”

Ildefonso Guajardo

Secretario de Economía


“Nuestra legislación está atrasada, es lenta, compleja, limitante y cuando se logra establecer una resolución el problema ya es viejo y el daño se causó; reformarla y actualizarla requerirá tiempo y es lo que hoy no tenemos”

Alonso Ancira Elizondo

Presidente de AHMSA

https://www.youtube.com/watch?v=P4GgpVzlBmc

Altos Hornos de México (AHMSA), uno de los principales productores de acero en el país, volvió arremeter esta semana en contra de las autoridades mexicanas a las que acusó de no entender la magnitud del problema que enfrenta la industria siderúrgica.

Alonso Ancira Elizondo, presidente de AHMSA, amenazó a la Secretaría de Economía con despedir a 4 mil de sus empleados si esta no cumple con su petición de frenar la importación de acero proveniente de China. Mediante un encuentro con periodistas que sostuvo esta semana, Ancira afirmó que la empresa comenzará a importar aceros primarios en lugar de producirlos en México.

De acuerdo con AHMSA, actualmente es más barato comprar acero del extranjero que producirlo debido a que el 17 por ciento de las importaciones de este material, que son las que provienen de China, están subvaluadas.

La situación es tan crítica que AHMSA asegura que está obligada a modificar su giro comercial para dejar de producir acero y dedicarse exclusivamente a la transformación de esta materia prima.

Para fortalecer su caso, la empresa precisó que otros países, como Estados Unidos, que tienen normatividad más avanzada, ya se han tomado medidas en contra de del dumping de acero. 

“Nuestra legislación está atrasada, es lenta, compleja, limitante y cuando se logra establecer una resolución el problema ya es viejo y el daño se causó; reformarla y actualizarla requerirá tiempo y es lo que hoy no tenemos”, afirma el presidente de AHMSA.

Las declaraciones de Ancira se dieron justo después de que el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, anunció que no0 subirían más los aranceles del acero chino. 

A principios de mes, la autoridad impuso cuotas compensatorias provisionales a la importación de rollos de acero laminados provenientes de China, Francia y Alemania ante la presión de los productores nacionales, con la jornada electoral a la vuelta de la esquina.

No obstante, las empresas mexicanas demandan más castigos aún y cuando no se ha terminado la investigación antidumping correspondiente. Bajo este escenario fue que la Secretaría de Economía anunció que aplicaría medidas proteccionistas.

“La sustitución de importaciones no será una política ‘setentera’ de aumento en los aranceles porque sabemos que eso no funciona… En todo caso, analizaremos la aplicación de cuotas compensatorias a través de investigaciones de prácticas desleales de comercio”, afirma Guajardo.

Esfuerzo en conjunto

A pesar de que AHMSA es la empresa que más ha levantado la voz en contra de la supuesta competencia desleal de los chinos, otras como Deacero, Ternium y ArcelorMittal también se han hecho presentes.

En lo que corresponde a Deacero, la empresa ha recortado alrededor de 2 mil empleados en los últimos dos años debido al impacto negativo que, afirma, han tenido por el dumping. 

“Es por eso que se requieren medidas urgentes dentro del marco de la ley como sería la aplicación de aranceles temporales del máximo de 35 por ciento que permite la Organización Mundial de Comercio. Esta sería una forma de parar la hemorragia antes de entrar a una cirugía mayor al sistema de defensa contra el comercio desleal”, dijo de manera reciente el director de Relaciones Institucionales de Deacero, Juan Antonio Reboulen.

Las empresas nacionales afirman que durante el 2012 y 2013 el precio promedio de las importaciones de estos países fue entre 5 y 7 por ciento menor al precio de venta del acero nacional. 

Además, durante esos años se registró un incremento en 737 por ciento de las importaciones de acero de los tres países en cuestión hacia México, lo que significó una importante pérdida de participación de mercado para las empresas nacionales.

La investigación del Gobierno pretende demostrar que este fenómeno fue posible gracias prácticas desleales que disminuyeron de manera artificial los precios en estos países.

De manera similar, ocho asociaciones de la industria siderurgica en paises de America y Europa conformaron un bloque para demandar a sus gobiernos acciones en contra de la competencia deleal de China.