La empresa automotriz Tesla Motors le apuesta al futuro de los carros eléctricos.  

La firma, localizada en el corazón de Silicon Valley, planea la construcción de la planta de baterías de ion de litio más grande del mundo.  Tesla, cuyo valor es de 30.4 mil millones de dólares ha bautizado el proyecto como la “Gigafactoría”, que contará con alrededor de 6500 empleados.  

La empresa contempla que la construcción de la planta requiere de una inversión de entre 4 mil a 5 mil millones de dólares. 

La compañía automotriz realizará una coinversión con socios que incluyen diversas compañías que actualmente le proveen baterías de ion de litio a Tesla.   El productor de autos invertirá por su cuenta 2 mil millones de dólares, financiados a través de una emisión de notas sénior convertibles a efectivo o acciones. 

Se espera que la “Gigafactoría” comience a construirse a mediados de este año, por lo que quedaría lista para el 2016 e iniciaría operaciones al año siguiente. 

Tesla aún no define la locación de su planta, sin embargo,  anunció que su búsqueda por un espacio de 10 millones de pies cuadrados se ha limitado  a los estados de Texas, Arizona,  Nevada y Nuevo México.

El alto costo de las baterías de los autos eléctricos es el principal factor por el cual los vehículos de gasolina son relativamente más competitivos en el precio final.  

Tesla busca hacer realidad la posibilidad de ver un vehículo eléctrico asequible al público general en el mercado mediante la reducción del costo de las baterías.  

La firma automotriz declaró que para el año 2020 su “Gigafactoría” producirá más baterías de ion de litio que la cantidad total que el mercado produjo en 2013. 

 El objetivo de la “Gigafactoría” será el de suministrar a la planta manufacturera de Fremont, California con suficientes baterías de ion de litio para la producción de 500 mil autos al año.  Un reporte de Goldman Sachs estima que Tesla consumirá alrededor del 17 por ciento de la producción mundial de litio.

Crecen sus acciones

El mercado ha generado altas expectativas respecto del papel que Tesla pueda jugar en la innovación de la industria de los autos eléctricos. 

La acción de la firma automotriz ha crecido 63.10 por ciento en lo que va del año, mientras que en términos anualizados el valor se ha incrementado en un 588.06 por ciento.  

Un reporte de Morgan Stanley ve con entusiasmo los planes de Tesla, por lo que duplicó su perspectiva de precio objetivo de la acción hasta 320 dólares.  

La reciente reunión entre el CEO de Tesla y un alto oficial de Apple, confirmada por el primero, generaron rumores acerca de una posible adquisición.