En los grupos vecinales de la Ciudad de México que se conforman en espacios como Facebook, Twitter e Instagram hay una pregunta respecto al gas LP en común: ¿en dónde y cómo puedo conseguir gas más barato?

El precio promedio del Gas LP por cilindro registró un incremento anual de 26.23 por ciento en tanto que el estacionario 24.3 por ciento, de acuerdo con datos del 17 de febrero de 2021 presentados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Aunque la tormenta invernal en Texas que paralizó su producción de crudo y gas natural pudo haber sido un factor en la variación del precio, los elementos que jugaron un papel determinante en el costo del Gas LP fueron el aumento de las cotizaciones internacionales del petróleo y los márgenes de reasignación de producción petrolera en Estados Unidos, apuntan especialistas consultados por Reporte Índigo.

Los analistas pronostican que no continuará en ascenso el costo del Gas LP que se utiliza en más del 50 por ciento de los hogares mexicanos para la preparación de alimentos, calefacción y calentar agua, pero si advierten la alta dependencia del uso doméstico en este tipo de combustible y la ausencia de una política de conversión a la instalación de infraestructura de gas natural.


Seguimos estancados, a ninguna de las dos empresas productivas del Estado (Pemex y CFE) les importa en lo más mínimo el consumo doméstico del gas natural, si tienen producción e importación es porque no les ha permitido la política pública salirse y a veces tienen buenos márgenes en los puntos de importación

Ramses Pech

Asesor de la industria energética

En el caso de Pemex, por ejemplo, que cuenta con la subdirección de gas natural conocida como Pemex Transformación Industrial sus clientes no son empresas chicas o zonas habitacionales sino grandes distribuidores que cuentan con la infraestructura para hacer un transporte y distribución en el país y a su vez vender a distribuidores más pequeños, detalla Rosales.

Explica que este compuesto de la mezcla de gas metano, etano, propano y butano, es una alternativa de combustión más limpia por la reducción de emisiones de dióxido de carbono, su logística es más segura y rinde más.

Aunque México cuenta con reservas significativas de este combustible, la infraestructura necesaria para su extracción, transporte y almacenamiento es aún limitada y condiciona los niveles de producción, señala Ramses Pech, asesor de la industria energética.

“No hay infraestructura, no hay ductos para que llegue el gas natural a toda la República mexicana. Si se quiere hacer una ramificación de gas natural es necesario tener instalaciones dentro de la ciudad, como lo ha hecho Monterrey y otras partes como la Ciudad de México en donde hay en algunas zonas, pero para llegar a ese punto nos faltan ocho años”, señala Pech.

La red nacional de transporte de gas natural está conformada por 17 mil 210 kilómetros de los cuales el Centro Nacional de Control del gas natural (Cenagas), cuenta con 10 mil 336 kilómetros y seis mil 875 son de privados, de acuerdo con el Programa Sectorial Derivado del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

“Tenemos el problema en México de que no sabemos tomar las energías primarias de la naturaleza para poder tener un desarrollo industrial tanto de comercio como de los hogares y dentro de pocos en otras fuentes, seguimos dependiendo de la transformación del crudo dentro de las refinerías y no de la toma de gas como el gas natural en utilización de forma directa o su utilización para su transformación en electricidad”, comenta el especialista.

Diversificación, no eliminación del gas LP

Si bien los expertos coinciden en la idoneidad de avanzar hacia una estructura de distribución de gas natural para uso doméstico en el país, señalan que será necesario un esquema de diversificación y no de exclusión.

“Lo que nos enseñó la tormenta de Texas de la semana pasada es que se necesita diversificación, es decir, tener varias formas de abordar los consumos por si uno falla está el otro”, apunta Rosales.

26.23

por ciento fue el incremento anual en el precio del Gas LP por cilindro

El consultor en materia energética detalla que la infraestructura de gas natural se concentra actualmente en poblaciónes grandes, como el caso de Monterrey en donde la mayoría de los hogares utilizan este combustible. Pero en zonas alejadas, el Gas LP puede ser una opción ideal para atenuar el uso de leña.

“En ciudades lejanas a los puntos de producción de gas natural es mucho más fácil llevar en ruedas el Gas LP entonces, no tendría sentido ir pensando en una transición absoluta sino un desplazamiento, el reto es que en esas zonas los hogares cuenten con la instalación”, explica.

También puedes leer:El gobernador de Texas, Greg Abbott, levantó las restricciones para exportar gas natural