¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional

MERCADOCAMBIARIO

Superdólar avanza

Rolando Hinojosa

El 2015 no fue un buen año para el peso mexicano. La moneda se depreció 16.7 por ciento frente al dólar, con su valor rompiendo 22 mínimos históricos en el transcurso del año.

La veloz caída del peso obligó a la Comisión de Cambios, integrada por autoridades del Banco de México (Banxico) y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a subastar un total de 24 mil 515 millones de dólares a través del año para frenar el descenso.


Ene 6, 2016
Lectura 6 min

24,515 millones de dólares
el monto total que la Comisión de Cambios subastó durante el 2015 para intervenir en el mercado cambiario y frenar el descenso del peso

"Hacemos nuestro propio análisis, y nuestro análisis dice que el mercado está subestimando dónde vamos a estar (en las tasas de interés para el cierre del año )”

- Stanley Fischer

Vicepresidente
de la Reserva Federal

Durante el 2015 hubo 22 ocasiones en las cuales se fijó un nuevo máximo histórico en el valor interbancario del dólar frente al peso, y el inicio del 2016 trajo otro récord rebasado

El 2015 no fue un buen año para el peso mexicano. La moneda se depreció 16.7 por ciento frente al dólar, con su valor rompiendo 22 mínimos históricos en el transcurso del año.

La veloz caída del peso obligó a la Comisión de Cambios, integrada por autoridades del Banco de México (Banxico) y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a subastar un total de 24 mil 515 millones de dólares a través del año para frenar el descenso.

Estas intervenciones y la reducción de más de 80 por ciento en el monto de dólares que Pemex vendió a Banxico como producto de la exportación petrolera fueron los dos factores de mayor peso en la caída interanual de 8.5 por ciento que las reservas internacionales de México registraron durante el 2015 – el mayor descenso en éstas desde 1994.

El peso no está solo en esta dolorosa tendencia, ya que el dólar arrancó el 2016 en su nivel más fuerte desde el 2002 contra una canasta de  otras 16 monedas, según muestra un índice cambiario creado por el diario The Wall Street Journal. La mayoría de las monedas de economías avanzadas y emergentes se han depreciado en las primeras jornadas del año.

Este fortalecimiento del dólar se ve impulsado por miedos e incertidumbre en los mercados financieros globales, los persistentes precios bajos en las materias primas que constituyen los principales productos de exportación de países como Brasil, Rusia o Canadá, y la expectativa de que las tasas de interés estadounidenses seguirán subiendo.

Sigue subiendo

El incremento en la volatilidad en los mercados financieros incrementa el temor entre los inversionistas y vuelve más atractivos activos percibidos como seguros, entre los cuales destacan los bonos gubernamentales de Estados Unidos.

A esto se suma el efecto negativo que el desplome en los precios de materias primas como el petróleo, los metales y los productos agrícolas han tenido sobre las economías y monedas que dependen de su exportación. 

Algunas de las más afectadas han sido las de los países exportadores de petróleo, como Canadá o México.

Además, la expectativa de que las tasas de interés estadounidenses seguirán subiendo este año, tras haber pasado siete años estancadas en un mínimo histórico de entre 0 y 0.25 por ciento, vuelve los activos estadounidenses aún más atractivos para los inversionistas.

Otro factor que afecta al peso en particular es la alta liquidez de la moneda mexicana en los mercados cambiarios al ser la divisa emergente más operada, ya que esto vuelve fácil para los inversionistas deshacerse de sus activos mexicanos de forma veloz tan pronto perciben riesgos poco atractivos en los mercados emergentes.

Es por esto que el consenso de expertos levantado prevé que el dólar continuará su ascenso, por lo menos durante la primera mitad del año. 

Sin embargo, para México la más reciente encuesta de especialistas en economía del sector privado realizada por Banxico muestra que en promedio se espera cerrar el año con un tipo de cambio de 16.79 pesos por dólar. 

Una encuesta de 42 expertos de instituciones financieras realizada por Bloomberg ofrece un promedio aún menor, de 16.57 pesos por dólar, pero los mercados de futuros de la Bolsa Mercantil de Chicago siguen pronosticando que el dólar se cotizará a 17.78 pesos para el cierre del 2016.

Una mayor depreciación encarecería las importaciones y pondría más presión sobre la deuda denominada en dólares, pero también beneficiaría al sector de exportación de manufacturas al multiplicar los ingresos que obtiene una vez que éstos se conviertan en pesos.

El camino de la Fed

El actual ciclo de apreciación del dólar en gran parte se ha debido a la expectativa de alzas de tasas de interés en Estados Unidos, las cuales vuelven más atractivos los activos estadounidenses e incrementan la demanda por la moneda en la cual éstos están denominados.

Las proyecciones de la Reserva Federal (Fed) muestran que prevén cerrar el año con un intervalo de 1.25 a 1.5 por ciento en su tasa de interés. Debido a que el actual intervalo es de entre 0.25 y 0.5 por ciento, expertos indican que el banco central tendría que realizar alzas de 25 puntos base en su tasa cada dos de sus ocho reuniones de política monetaria de este año.

Este veloz ritmo de alzas depende de la continua recuperación económica y levantamiento gradual de la inflación en Estados Unidos, pero de cumplirse implicaría una mayor apreciación para el dólar.

El ritmo del ciclo de alzas de hecho es tan veloz que los mercados de futuros muestran que los inversionistas no creen que el desempeño económico le permita a la Fed actuar de esta forma, por lo que están asignando una probabilidad implícita a que sólo habrá dos alzas de 25 puntos base en 2016.

Sin embargo, en una entrevista con CNBC el vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, dijo que la perspectiva del mercado es “demasiado baja”. “Hacemos nuestro propio análisis, y nuestro análisis dice que el mercado está subestimando dónde vamos a estar” en cuanto a las tasas de interés para el cierre del año, explicó Fischer.


Notas relacionadas

Mar 19, 2019
Lectura 3 min

Feb 15, 2019
Lectura 1 min

Comentarios