Sube y baja de los mercados financieros por tensiones

Los mercados financieros han presentado una elevada volatilidad ante las tensiones diplomáticas en Europa del Este y los próximos movimientos de la FED

Los mercados financieros han presentado una elevada volatilidad ante las tensiones diplomáticas en Europa del Este

Los mercados financieros han presentado una elevada volatilidad ante las tensiones diplomáticas en Europa del Este

Comparte esta nota

Hasta el momento no se ha detonado una sola bala, pero las tensiones diplomáticas entre Rusia y Ucrania, en donde Estados Unidos y la Unión Europea también tienen un rol protagónico, ya tienen a un primer herido: los mercados accionarios del mundo.

Las tensiones geopolíticas incentivadas por el cruce de declaraciones en torno al conflicto en Europa del Este que cambia minuto a minuto se unen a la expectativa en torno al posible aumento de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y las preocupaciones por la inflación, lo que ha provocado una constante volatilidad en los mercados financieros.

“Mientras las preocupaciones del mercado sobre Ómicron han disminuido, la volatilidad sigue siendo elevada como resultado de repetidas sorpresas al alza en los datos de inflación de Estados Unidos y crecientes preocupaciones en Europa del Este”
Informe de UBS

Esta semana se disiparon los temores de un conflicto armado entre Rusia y Ucrania luego del anuncio del gobierno encabezado por Vladimir Putin acerca del retorno de unidades militares a sus bases. Sin embargo, las declaraciones del presidente estadounidense Joe Biden en torno a que un enfrentamiento “todavía es más que una posibilidad” aunque señaló que su gobierno sigue “apostando por la diplomacia”, volvieron a generar tensión.

Los ministros de finanzas del G7 también se posicionaron esta semana en torno al conflicto diplomático y señalaron que estaban dispuestos a imponer en un plazo muy corto sanciones económicas financieras a la economía de Rusia en caso de un ataque.

Estas tensiones geopolíticas provocaron que el petróleo Brent alcanzara cifras históricas desde 2014, en tanto que un ataque ruso a Ucrania podría hacer que el precio del barril supere la barrera de los 100 dólares, toda vez que las sanciones de los países de Occidente limitarían la producción rusa de petróleo y gas, advierte CIBanco.

El precio del petróleo Brent es un indicador internacional de referencia indispensable para los mercados bursátiles y ayer alcanzó los 93 dólares, una disminución de 3.45 por ciento en comparación con la jornada previa.

Para UBS, el escenario central es que los esfuerzos diplomáticos eventualmente conducirán a una disminución de las tensiones, aunque este proceso pueda llevar varios meses.

“Creemos que ambas partes finalmente calcularán que el conflicto militar tiene un costo económico y político demasiado alto como para que valga la pena”, advierte el análisis.

En el caso de Rusia, un paquete de sanciones más estrictos por parte de los países de Occidente dañaría su perspectiva de crecimiento a largo plazo, la Unión Europea sufriría un impacto toda vez que la energía rusa representa 40 por ciento de sus importaciones de gas y 30 por ciento de importaciones de petróleo; en tanto que para Estados Unidos esto representaría una desviación de los planes de revitalizar su economía, pronostica la firma de servicios financieros.

Atención a la FED y mercados

A la tensión geopolítica se une el interés que están prestando los mercados financieros en materia de política monetaria. Incluso por orden de relevancia, este último tema es más importante que el de los movimientos diplomáticos en Europa del Este, según lo advierte CIBanco.

Durante la última reunión del Comité de Política Monetaria, la FED informó que estará preparado para ajustar la postura de política monetaria. En conferencia de prensa, Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, dijo que el Comité tenía la intención de elevar la tasa de fondos de la FED en la reunión de marzo, además de que había “bastante margen para subir los tipos sin perjudicar el empleo”.

Sin embargo, ha trascendido en diversos medios estadounidenses un posible aumento de tasas antes de marzo, que también implicaría adelantar la conclusión del programa de compra de activos de la FED.

El plan se enfoca en que a partir de febrero reducirán en 20 mil millones de dólares mensuales las compras de Bonos del Tesoro y los bonos respaldados por hipotecas bajarán en 10 mil millones de dólares. Este proceso, que se le conoce como tapering, por el retiro de estímulos monetarios, inició en noviembre con la reducción de 15 mil millones en compras de activos.

El dato más reciente de inflación de Estados Unidos, es decir, el indicador anual de enero 2022, establece un escenario en el que el riesgo inflacionario sigue siendo alto. Bajo este panorama, el análisis de CIBanco advierte que la FED tendría que llevar a cabo una política monetaria más agresiva e iniciar el aumento de su tasa de fondeo en marzo.

Después de unos cuantos meses la inflación caerá y las tensiones geopolíticas se aliviarán, lo que permitirá que los mercados suban mientras los inversores se enfocan en un contexto de ganancias sólidas, pronostica UBS.

También puedes leer: Marcas de tecnología, arriba del retail en los mercados

Salir de la versión móvil