América Móvil de Carlos Slim confirmó que la concesión de Teléfonos de México (Telmex) ya fue extendida hasta el año 2056, esto luego que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijera que le toca a él revisarla en 2023.

Por medio de un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la compañía explicó que la concesión fue solicitada desde 2016 al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Tras analizar la situación de la empresa, el IFT determinó a finales de aquel año otorgar 30 años más de concesión a Telmex; lo cual contó con la aprobación de la entonces Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno de Enrique Peña Nieto.


Con lo anterior, el pleno del IFT resolvió en diciembre de 2016 prorrogar el periodo de vigencia de las concesiones de Telmex por 30 años adicionales, contados a partir de 2026, por lo que la vigencia de dichos títulos de concesión vence hasta el año 2056.

América Móvil

Comunicado

“Y como parte de su resolución, el pleno del IFT deberá notificar a Telmex durante el primer trimestre del 2023, el proyecto de título de concesión con las condiciones y términos operativos de la misma”, explicó América Móvil de Carlos Slim en el comunicado.

Esto quiere decir que el asunto ya fue analizado por el IFT, el único órgano facultado para hacerlo, y sólo falta que el proceso concluya con la notificación oficial durante 2023; por lo que el Gobierno de AMLO ya no tendría injerencia en la decisión.

Este jueves, el IFT ya había explicado que las declaraciones del presidente López Obrador eran imprecisas, pues el proceso ya se había llevado a cabo; además que la opinión del Ejecutivo no es vinculante.

“Es importante señalar que todo el proceso por el cual se determinó el otorgamiento de la prórroga de la concesión estuvo, como en todos los casos que resuelve el IFT, apegado a lo establecido en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en tiempo y forma”, señaló el órgano autónomo.

AMLO había dicho que no tiene intenciones de nacionalizar a Telmex, aunque la empresa fuera producto del periodo neoliberal, específicamente del sexenio de Carlos Salinas; aunque advirtió que la compañía de Slim debía comprometerse a ofrecer un servicio de calidad y accesible a la población.