¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

COMEX

Se pintan para EU

Georgina Howard

Lo que empezó como un modesto negocio familiar de pinturas en el patio de la casa de   en la colonia Independencia, en la Ciudad de México, hoy será parte de la empresa trasnacional Sherwin-William.

Así, después de 60 años de ofrecer recubrimientos decorativos para el hogar, Comex formará parte de la mayor productora de pinturas de Estados Unidos que la adquirió, Incluyendo su deuda, en 2 mil 340 millones de dólares.


Nov 12, 2012
Lectura 5 min
portada post

2340 millones de dólares fue la cifra que 
se pagó por Comex

Sherwin-Williams opera 4 mil tiendas en Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico y las Islas Vírgenes. En México tiene más de 300 puntos de venta

Lo que empezó como un modesto negocio familiar de pinturas en el patio de la casa de   en la colonia Independencia, en la Ciudad de México, hoy será parte de la empresa trasnacional Sherwin-William.

Así, después de 60 años de ofrecer recubrimientos decorativos para el hogar, Comex formará parte de la mayor productora de pinturas de Estados Unidos que la adquirió, Incluyendo su deuda, en 2 mil 340 millones de dólares.

¿Necesidad o expansion? Lo cierto es que la estrategia, a decir de la empresa mexicana, se encamina a fortalecer su internacionalización, sobre todo a la llegada de Marcos Achar Levy a la dirección general en 2005.

Hoy, esta empresa que cuenta con 7 mil 200 empleados y obtiene el 60 por ciento de sus ingresos del mercado mexicano, ofrece un portafolio de 15 mil soluciones en diferentes gamas. Todo eso pasará a formar parte de Sherwin-Williams.

La expansión

En 2011, Comex reportó ventas anuales por mil 400 millones de dólares. Cuenta con 3 mil 300 puntos de venta operados por 750 concesionarios. En Estados Unidos y Canadá la empresa se comercializa bajo diferentes marcas.

“Hemos respetado a Sherwin-Williams por años y ahora estamos encantados de ser un socio”, indicó Marcos Achar, CEO de Comex.

Comex trabaja bajo un modelo de negocios de concesionarios basado entre el corporativo y la red de distribuidores.

Por ser el único proveedor, no permite que sus concesionarios vendan ninguna otra marca en sus tiendas. Es una empresa privada que no cotiza en el mercado bursátil.

Aunque la operación aún está sujeta a permisos regulatorios, con esta adquisición, el gigante estadounidense, que nació en 1866, extenderá su distribución en México, Estados Unidos, Canadá y varios países de América Latina.

Esta firma, con sede en Cleveland, Ohio, y que se cataloga como líder mundial en la fabricación, desarrollo y distribución de pinturas, fortalecerá también su posición como proveedor de pinturas de construcción y productos relacionados.

La transacción incrementará significativamente la presencia de Sherwin-Williams en mercados donde tiene pocas tiendas, asegura en un comunicado el director general de la firma, Christopher Connor.

Actualmente opera 4 mil tiendas de pintura en Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico y las Islas Vírgenes,  a través de su unidad minorista Paint Stores Group.

En México tiene más de 300 puntos de venta y presencia en todas las cadenas de autoservicio.

Toda una tradición

El 7 de marzo de 1958 la familia Achar inauguró lo que sería su primera planta industrial: Comercial Mexicana de  Pinturas, ubicada en la calle de Ácatl, en el Fraccionamiento Industrial de San Antonio, Azcapotzalco.

Un año después un incendió consumió esta central, lo que motivó la separación de la fabricación de productos industriales y de madera del resto de las pinturas, y se creó Productos Industriales de México (Pimex), que se extendió después al sector naviero.

Pero el éxito de la familia Achar fue boicoteado por sus competidores, que decidieron prohibir la venta de sus pinturas en cualquier tienda, y de ahí surgió la iniciativa de crear establecimientos propios. En 1964 Comex ya contaba con 90 tiendas.

Tres años más tarde construyen una planta en Tepexpan de 40 mil metros cuadrados y que se convirtió en la más grande de América Latina.

En 2004 y con miras de extender el mercado hacia el exterior, Comex adquirió Professional Paint Inc. con el consecuente endeudamiento que ello implicaba.

Ya al frente del consorcio familiar, Marcos Achar lidereó en 2006 la compra de la estadounidense Color Wheel Paint, con sede en Orlando y cuyas ventas oscilaban en 100 millones de dólares anuales.

Pero no se quedó ahí, a esta operación siguieron otras y logró tener 3 mil 700 puntos de venta de Canadá a Panamá. En la mira estaba incursionar en Sudamérica y China a finales de este año.

Así, en  2011, Comex alcanzó el 55 por ciento de participación del mercado mexicano de recubrimiento, valuado en 2 mil 500 millones de dólares.

Con esta expansion, la firma mexicana se ubicó por encima de las 10 marcas que estaban en el Top Internacional como Sherwin-Williams, Berel, Dupont, Valspar y Oasis.

Hoy, de acuerdo con la Asociación Nacional de Fabricantes de Pintura y Tintes (Anafapyt), es la octava marca en el mercado de Estados Unidos, superada sólo por AkzoNobel, PPG Industries, Dupont Coatings Group y Sherwin-Williams.

En mayo de este año Comex anunció la adquisición de la empresa Krhal Powder Coatings, tercera productora de pinturas en polvo de México.

A la fecha, su negocio está integrado por 15 mil soluciones en diferentes gamas como pinturas decorativa, automotriz e industrial, impermeabilizantes, lacas, selladores, barnices, solventes, así como productos relacionados a la construcción como herramientas de tlapalería, tableros de yeso, entre otros.

Comentarios