Sin nuevos impuestos pero con cambios para incrementar la base de contribuyentes, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) espera aumentar la recaudación en 2022.

La Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (LIF), presentada como parte del Paquete Económico 2022, apunta a una meta de recaudación que asciende a tres billones 944 mil 520 millones de pesos que significa 11.55 por ciento más que los tres billones 533 mil 31 millones de pesos aprobados en 2021.

El peso fuerte de la recaudación para el próximo año se espera que sea el Impuesto sobre la Renta (ISR) del que las autoridades fiscales esperan obtener dos billones 73 mil 493 millones de pesos, seguido del Impuesto al Valor Agregado (IVA) con una cifra esperada de un billón 213 mil 777 millones de pesos, en tanto que por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) se espera recaudar 505 mil 238 millones.

Entre las medidas establecidas para alcanzar esta recaudación, se presentaron en la miscelánea fiscal modificaciones para incrementar la base de contribuyentes a través de la sustitución del Régimen de Incorporación Fiscal por el Régimen Simplificado de Confianza, entre otros cambios.

De acuerdo con el proyecto de decreto misceláneo, el Régimen Simplificado de Confianza “busca otorgar una manera sencilla, rápida y eficaz en el pago de las contribuciones, sobre todo para aquellos contribuyentes con menor capacidad administrativa y de gestión”.

Para lograr este objetivo se propone una máxima simplificación para que el pago del impuesto sobre la renta de las personas físicas ocurra sin necesidad del apoyo de contadores y gestores a través de la automatización del cálculo y la disminución de la carga administrativa. Asimismo, prevé tasas impositivas mínimas que se aplican de manera progresiva de acuerdo con los ingresos que obtenga el contribuyente, pudiendo ser del uno por ciento cuando los ingresos anuales no son mayores a 300 mil pesos y hasta 2.5 por ciento para quienes perciban entre dos millones 500 mil y tres millones 500 mil pesos.

Crecimiento de 4.1 por ciento con recaudación

El paquete económico 2022 que entregó ayer Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda y Crédito Público, a la Cámara de Diputados contempla en los Criterios Generales de Política Económica un crecimiento de 4.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), una inflación de 3.4 por ciento, un tipo de cambio en 20.3 pesos por dólar y calcula el precio del barril de petróleo en 55.1 dólares.


“Medidas de implicación y facilitación del pago por parte de los contribuyentes, esto se sintetiza en un nuevo Régimen de Confianza que sustituye a los anteriores regímenes especiales”

Rogelio Ramírez de la O

Secretario de Hacienda

En total, se estiman ingresos por 6.1 billones de pesos, que representa un incremento de 7.5 por ciento y un gasto público por poco más de siete billones de pesos.

Se solicita un monto de endeudamiento interno neto del Gobierno federal hasta por 850 mil millones de pesos y un techo de endeudamiento externo neto del sector público de 3 mil 800 millones de dólares.

El paquete entregado incluye un aumento en el gasto federalizado de 4.7 por ciento real respecto del monto aprobado en 2021, para fortalecer las capacidades de los estados de la República para atender, mediante participaciones, aportaciones, subsidios y convenios de descentralización, los efectos de la pandemia.

El funcionario precisó que el paquete económico está construido sobre tres pilares: apoyos para el bienestar de la población más vulnerable, la estabilidad y solidez de las finanzas públicas y el apoyo a proyectos regionales e inversión que detonen el desarrollo social y que tienen impactos directos e indirectos en el bienestar y el empleo.

Afirmó que el 2022 será el año de la consolidación para la recuperación económica, para lo cual será importante resolver retos asociados a la desigualdad causados por los impactos del COVID-19 a la salud y a la economía.

Rubros privilegiados

Los programas como la Pensión para Adultos Mayores y obras como la del Tren Maya y el Tren del Istmo tendrán incrementos aproximadamente del doble del presupuesto que se les asignó este 2021.

Para la Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores se proponen 238 mil millones de pesos, al programa Sembrando Vida se destinarán 29 mil 446 millones de pesos, la Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad Permanente contará con 19 mil millones de pesos y el programa Becas para el Bienestar tendría un presupuesto por 82 mil 628 millones de pesos.

Para los proyectos estratégicos de infraestructura de alto impacto social se busca asignar 640 mil millones de pesos. Entre los incrementos más destacados están el Tren Maya al que se destinará 36 mil 288 millones de pesos, lo cual significa que el año entrante, ese proyecto duplicará su presupuesto; y para el Tren del Istmo de Tehuantepec, la asignación en 2022 será de 10 mil millones de pesos, pese a que este año se le asignaron tres mil 500 millones de pesos.

También puedes leer: ‘Vamos bien en recaudación de impuestos’: AMLO felicita a contadores