La Oficina de la Representante Comercial de Estados Unidos externó su preocupación por el deterioro de las políticas energéticas de México, tal como la reforma eléctrica del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Esto debido a que con ella, se busca limitar la participación de la iniciativa privada en el mercado en un 46 por ciento; mientras que se plantea que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aumente a 54 por ciento.

De esta forma, Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos, expresó su preocupación por las “acciones en curso que el gobierno mexicano ha tomado para aumentar el control estatal y limitar la competencia en el sector energético”.

Te puede interesar: Por beneficiar indebidamente a CFE, Suprema Corte anula política energética de Nahle

Así, indicó durante una mesa redonda virtual con ambientalistas, asociaciones empresariales y empresas estadounidenses, que están “evaluando activamente estos desarrollos”.

Además, señaló que la iniciativa podría tener implicaciones negativas, ya que se está debilitando la confianza de los inversionistas en México y perjudicando la competitividad que se busca lograr con el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

También, organizaciones no gubernamentales ambientalistas señalaron que estas iniciativas paralizan la expansión del desarrollo de energía renovable en México y obstaculizan los esfuerzos para lograr los objetivos ambientales y climáticos.

“Estados Unidos y México deben buscar fortalecer, no debilitar, las capacidades para proteger el medio ambiente mientras promueven el comercio y la inversión en energía renovable que combatirá el cambio climático”, señalaron los participantes.

Finalmente, la embajadora Katherine Tai señaló que las políticas energéticas de México “dañan el medio ambiente, los negocios estadounidenses y los intereses de los inversionistas en múltiples sectores”, además de obstaculizar los esfuerzos para mitigar el cambio climático.