Este martes, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) advirtió a los consumidores mexicanos por el alza en el precio de la pechuga de pollo, el jitomate y el tomate.

Así lo confirmó el propio titular de la dependencia, Ricardo Sheffield, quien explicó que se registró un incremento en el precio de este producto por distintos factores.

Al recorrer el mercado de mariscos La Nueva Viga, el titular de la Profeco señaló que el caso de la pechuga de pollo, con o sin hueso, tuvo un incremento de entre 16 y 17 por ciento en su precio.

De acuerdo con Sheffield, este incremento de precio en el mercado mexicano de la pechuga de pollo se debe, principalmente, a la producción de ave así como por el tipo de consumo que existe.

De hecho, el titular de la Profeco argumentó que durante los últimos años la demanda de pechuga se incrementó, fundamentalmente la que no tiene hueso.

Por el contrario, el consumo de pierna y muslo registró un descenso considerable en su demanda, lo que también afectó el cambio de precios de estos productos.

Ante esta situación, la Secretaría de Economía ya estudia una estrategia en la que se permitiría la entrada de pollo originario de Brasil, a través del esquema de cupos de importación.

Por último, la Profeco reveló que el incremento del precio del jitomate, de entre 20 y 25 por ciento, se debe a la estacionalidad ya que durante la época de frío existe una producción baja.

Lee: Gobierno de AMLO garantiza abasto de pollo en el país