¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional

AUTOMOTRIZ

Pisan el acelerador

Rolando Hinojosa

La industria automotriz mexicana cerró el 2014 con broche de oro. México se convirtió en el país con la mayor producción automotriz de Latinoamérica, rebasando a Brasil, para tomar la séptima posición en el listado global de esta industria.

Pero el boom que está experimentando este sector en el país está lejos de acabarse, ya que las empresas siguen prefiriendo a México por encima de otros sitios industriales como el sur de Estados Unidos.


Mar 24, 2015
Lectura 5 min

60 por ciento de la economía global es accesible, libre de aranceles, a las exportaciones automotrices mexicanas https://www.youtube.com/watch?v=MxpVzk4Sazc

La industria automotriz mexicana cerró el 2014 con broche de oro. México se convirtió en el país con la mayor producción automotriz de Latinoamérica, rebasando a Brasil, para tomar la séptima posición en el listado global de esta industria.

Pero el boom que está experimentando este sector en el país está lejos de acabarse, ya que las empresas siguen prefiriendo a México por encima de otros sitios industriales como el sur de Estados Unidos.

Es por esto que expertos prevén un aumento de más de 50 por ciento en la producción automotriz del país entre este año y el 2018, pasando de un nivel de 3.2 millones de unidades a 5 millones.

La Secretaría de Economía estima que entre el 2012 y el 2018 se habrán concretado más de 20 mil millones de dólares en inversiones en el país por parte de empresas automotrices y proveedoras de autopartes.

Esto se traduce en siete empresas automotrices han arrancado operaciones en plantas mexicanas o han anunciado planes para construir plantas nuevas en el último año. A esto se agregan expansiones de operaciones anunciadas por empresas como General Motors y Ford, entre otras. En parte, este interés refleja dos ventajas tradicionales de México. 

Por un lado está el bajo costo de la mano de obra mexicana, que puede ser hasta 50 por ciento más barata que la de las economías desarrolladas e incluso 20 por ciento más barata que la de China. Por otro lado, está la cercanía e incorporación a las cadenas de suministro del mayor socio comercial del país y la mayor economía del mundo, Estados Unidos.

Pero el diario The Wall Street Journal reporta que recientemente estas inversiones también han reflejado el reconocimiento de una ventaja competitiva del país: sus inigualables relaciones comerciales.

Ventaja comercial

Gracias a los 10 tratados de libre comercio (que abarcan a 45 países diferentes) y otros acuerdos comerciales que México sostiene, las empresas son capaces de exportar sus productos libres de aranceles, a mercados que en conjunto representan 60 por ciento de la economía global.

Empresas como Audi y BMW han revelado que el gran número de acuerdos comerciales de México fue un factor clave en sus decisiones para invertir en el país. 

Este tipo de ventajas ha convertido al país en el cuarto mayor exportador de automóviles del mundo, detrás de Alemania, Japón y Corea del Sur.

Más del 80 por ciento de la exportación automotriz del país se destina a sus socios en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. De hecho, México acaba de rebasar a Japón en la exportación de vehículos hacia Estados Unidos, ocupando el segundo lugar detrás de Canadá.

Sin embargo, son otras regiones las que registran un mayor nivel de crecimiento en el comercio automotriz mexicano. Las exportaciones a Asia registraron un crecimiento de más de 45 por ciento durante el 2014, después de haber crecido más de 53 por ciento en 2013.

Esto obedece a la ventaja que las empresas están descubriendo al usar a México como plataforma para exportar a Asia o Europa. Si los vehículos fueran producidos en Estados Unidos, cada uno recibiría un arancel de hasta 10 por ciento, mientras que al producir en México éste se evita por completo.

Pero en esta competencia comercial Estados Unidos se está quedando atrás, ya que la búsqueda por lograr nuevos acuerdos se ha topado con oposición legislativa ante temores de perder empleos estadounidenses que sean trasplantados a países emergentes.

Mexicanos en Alemania

Las automotrices no sólo están invirtiendo en la creación de plantas en México, sino también en la formación de los mexicanos que las operarán.

Un ejemplo de esto es Audi, que además de entrenar a trabajadores en centros cercanos a su futura planta en Puebla está capacitando a alrededor de 600 personas, principalmente de nivel supervisor, en sus oficinas generales en Ingolstadt, Alemania.

El diario The Wall Street Journal reporta que estas centenas de mexicanos reciben, durante 18 meses, capacitación directiva, educación en la lengua y cultura de Alemania, y entrenamiento sobre los sistemas administrativos de Audi, además de ser adoctrinados con el enfoque de calidad de la compañía.

Además de recibir sus salarios mexicanos, estos trabajadores reciben un ingreso adicional acorde al costo de vida, vivienda, y un auto para transportarse.

La empresa espera que este tipo de programas, además de mejorar la calidad de operación en su planta mexicana, facilite la incorporación de su nuevo complejo a su cadena global a través de contacto directo entre sus administradores en México y en Alemania.


Notas relacionadas

Oct 30, 2019
Lectura 2 min

Oct 3, 2018
Lectura 2 min

AUTOMOTRIZ

Alerta PROFECO por fallas en camionetas RAM

Indigo Staff


Oct 3, 2018 Lectura 2 min

Comentarios