Para saber de arte

Ir a un museo te sirve en diferentes planos: Como forma de recreación en tu tiempo libre y como fomento cultural para aprender cosas nuevas.

Se puede disfrutar de museos de arte para apreciar las obras clásicas o los movimientos modernos. También existen museos enfocados a educar de manera interactiva.

Pero como todo en la vida, ir a un museo no es gratis. Es cierto que el costo de entrar a un museo puede ser bajo gracias a las promociones de los mismos o los subsidios del gobierno, sin embargo hay costos adicionales que elevan el precio de esta experiencia.

Algunos cobran por estacionar, así que antes de entrar al museo ya desembolsaste alguna cantidad de dinero. En caso de transportarse por otros medios existe el costo de éstos.

Sigue el boleto del museo. Aquí puedes obtener un descuento o entrar gratis si cuentas con credencial de estudiante o adulto mayor. Los niños también tienen costo preferencial, y en algunos casos, no pagan.

Al acabar el recorrido, muy seguramente querrás pasar por la tienda de regalos del museo para llevarte un recuerdo, o tomar un refresco en la cafetería del lugar.

Cálculos realizados en el Museo de Arte Contemporáneo, Marco, tomando como referencia a una familia donde los padres pagan boleto completo y los hijos entran gratis. Costos en souvenirs incluye playeras y juguetes didácticos.