¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional

ECONOMÍA

Otra vez el crecimiento…

Rodrigo Carbajal

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público volvió a recortar su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año. 

La estimación se redujo desde 2.7 por ciento hacia un rango de entre 2.1 por ciento y 2.6 por ciento.

La baja en el pronóstico se dio a conocer después de que el Inegi publicó el dato de crecimiento del PIB en el tercer trimestre. 

La economía mexicana creció 2.2 por ciento respecto del mismo periodo del 2013. En términos desestacionalizados, el avance en el trimestre fue de 0.5 por ciento.


Nov 21, 2014
Lectura 4 min

2.2 por ciento es el crecimiento analizado del PIB en el tercer trimestre del año

"Habrá una mayor dinamismo potencial en la medida en que se implementen las reformas estructurales"

- Fernando Aportela

Subsecretario de Hacienda

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público volvió a recortar su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año. 

La estimación se redujo desde 2.7 por ciento hacia un rango de entre 2.1 por ciento y 2.6 por ciento.

La baja en el pronóstico se dio a conocer después de que el Inegi publicó el dato de crecimiento del PIB en el tercer trimestre. 

La economía mexicana creció 2.2 por ciento respecto del mismo periodo del 2013. En términos desestacionalizados, el avance en el trimestre fue de 0.5 por ciento.

El país necesitaría crecer a una tasa de 4.9 por ciento anual en el cuarto trimestre para alcanzar el pronóstico de la Secretaría de Hacienda de 2.7 por ciento.

Esta semana, Banco de México también revisó su pronóstico de crecimiento a la baja desde un rango de entre 2 por ciento y 2.8 por ciento, a uno de 2 por ciento y 2.5 por ciento.

Posición oficial

Las intervenciones públicas de los funcionarios de la Secretaría de Hacienda refieren que la estrategia del Gobierno Federal atiende tanto las condiciones estructurales de la economía, como las circunstancias coyunturales. 

“Habrá un mayor dinamismo potencial en la medida en que se implementen las reformas estructurales”, señaló Fernando Aportela, subsecretario de Hacienda.

Banamex estima que en el 2015 México recibirá más de 27 mil millones de dólares en inversion extranjera directa. 

Pero, por el momento, grupos como el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado consideran que la única reforma que ha permeado en la economía mexicana es la fiscal, de corte recaudatorio y contractivo.

La política económica de este gobierno ha privilegiado el incremento de la deuda y el déficit para financiar una expansión en el gasto público. 

Cifras del Inegi detallan que este año el Estado aumentó el gasto público total en un 15 por ciento respecto de los primeros nueve meses del año pasado.

Los criterios generales de política económica de la Secretaría de Hacienda señalan que: “se propone financiar con déficit el faltante transitorio de ingresos para suavizar la trayectoria de gasto y no afectar la dinámica positiva que ha venido observando la economía mexicana desde el segundo trimestre de 2014”.

Sin embargo, analistas del sector público y privado han recortado la estimación de crecimiento del PIB a la baja a lo largo del año. 

Hasta mayo, la Secretaría de Hacienda aún mantenía su pronóstico inicial de 3.9 por ciento.

Analistas coinciden en que el bajo dinamismo de la economía mexicana se da en un contexto externo marcado por una fuerte volatilidad e incertidumbre. 

Además, el precio de la mezcla mexicana del petróleo, principal producto de exportación del país, ha caído más de 30 dólares desde que tocó máximos anuales en junio.

El gobierno atribuye la pobre actividad económica a una caída en la industria petrolera. La Secretaría de Hacienda estima que la baja en la producción petrolera le costará 0.4 puntos

porcentuales a la expansión del PIB este año.

Por otro lado, la economía de Estados Unidos creció a una tasa anual de 3.5 por ciento en el tercer trimestre del año.

La recuperación del principal socio comercial de México, así como la depreciación observada en el peso mexicano este año, son factores que podrían dar un fuerte impulso a las exportaciones. 

Durante el tercer trimestre del 2014, las exportaciones no petroleras crecieron a una tasa anual de 7.8 por ciento, un máximo desde el cuarto trimestre del 2012.


Notas relacionadas

Dic 2, 2020
Lectura 2 min

Comentarios