La institución financiera que más tarjetas de crédito otorga mensualmente a los mexicanos tiene cero sucursales físicas, es de origen brasileño, Nu, nació hace ocho años e inició operaciones en México en marzo de 2020.

Este crecimiento acelerado de Nu, la plataforma de banca digital y una de las empresas de tecnología más grande del mundo, tanto en México como en Brasil y Colombia es resultado de la integración de dos poderosos factores: manejo de la tecnología y empoderamiento de los clientes, asegura Emilio Gónzalez, director general de Nu México.

“No podemos estar seguros, porque todavía no están las cifras oficiales, pero muy probablemente estamos emitiendo más tarjetas de crédito que cualquier banco en México y ni cerquita, si ves los números del cuarto trimestre emitimos alrededor de 210 mil tarjetas al mes, si lo comparas con lo que emite un banco tradicional con las fechas de septiembre-octubre, el banco más cercano emite 120 mil tarjetas al mes, muy por encima que cualquier otro jugador”, relata el ejecutivo en entrevista con Reporte Índigo.

La baja inclusión financiera de los latinoamericanos y el avance de la digitalización en la región ha sido la gran ventana de oportunidad de este neobanco que en 2014 lanzó su primer producto con una tarjeta de crédito y que actualmente en Brasil cuenta con un portafolio de productos financieros entre los que se encuentran los seguros de vida, cuentas para personas morales, un marketplace y secure cards.

El banco brasileño en línea se integró en diciembre a la Bolsa de Valores de Nueva York con 289.2 millones de acciones, lo que le permitió levantar dos mil 603 millones de dólares en capital. Este movimiento llevó su valor a 47 mil millones de dólares, consolidándose como uno de los gigantes de la banca en latinoamérica.

Los neobancos no son la evolución de un banco tradicional, ni una sucursal digital de una organización tradicional bancaria, advierte Softeck, sino que nacen directamente como banca en internet y están pensados para un perfil de clientes moderno, generalmente millennials, que están acostumbrados al uso de internet y buscan transparencia y seguridad.

Desde 2018 Softeck calculaba que el mercado global de los neobancos ascendía a seis mil 604 millones de dólares y se espera que para 2026 genere alrededor de 394 mil 648 millones, es decir, un crecimiento anual de 46.5 por ciento entre 2019 y 2026.

Generalmente se caracterizan por su facilidad de uso, costos bajos, fácil entendimiento de las condiciones de sus productos y la claridad con la que muestran sus comisiones.

“En Brasil pocos bancos controlan un gran porcentaje de los activos, ofrecen servicios muy caros, con poca transparencia, muy difíciles de usar y también un servicio al cliente que deja mucho qué desear y era una industria en la que creíamos que con un claro enfoque en el cliente, mejor uso de tecnología, mejor diseño de productos y apalancarse, con mejor análisis de datos podemos ofrecer una mejor experiencia a los clientes actuales y poder integrar a más personas”, explica.

Arribo al mercado mexicano de Nu

Estas características del sector bancario brasileño son similares al mexicano, por ello desde 2018 inició la operación de este banco para integrarse al mercado y en 2020 se lanzó la tarjeta de crédito de Nu en México, dos semanas antes de que se aplicaran las medidas de confinamiento en el país para tratar de contener la pandemia por COVID-19, relata González.

“Aunque tenemos niveles socioeconómicos parecidos, la inclusión financiera es mucho más baja en México que en Brasil. Aquí sólo el 40 por ciento de la población tiene acceso a una cuenta de banco, 10 por ciento acceso a una tarjeta de crédito, nos preguntamos si era un problema sistémico del país o una oportunidad de mercado y nosotros nos inclinamos más a la segunda parte”, explica.

Los datos más recientes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) señalan que por cada 10 mil personas adultas en México había dos mil 589 tarjetas de crédito en ese mismo año, una cifra menor a las que hay en Chile, Brasil, Colombia y Perú.

González detalla que entre las ventajas competitivas de Nu ante la banca tradicional está el uso de tecnología, la habilidad para poder diseñar productos que cumplan con las necesidades del cliente y la toma de decisiones basada en análisis de datos.

“Nuestra prioridad es seguir creciendo aceleradamente nuestra base de clientes. Esto es solo el inicio, vemos la oportunidad de llegar a una escala similar a la de Brasil en donde tenemos 50 millones de clientes, si no, no estaríamos invirtiendo tanto, talentos y recursos, nunca hemos escondido que es importante tener un portafolio amplio de productos, no sólo tarjetas de crédito”
Emilio GónzalezDirector general de Nu México

También puedes leer: Neobancos, la joven generación avanza en el mercado