El auge tecnológico y desarrollo de la pandemia en el mundo, llevó a que los emprendimientos evolucionen e interactúen con el mercado a través de un click.

En México, nuevos empresarios han adoptado el modelo dark store o dark kitchen, basado en locales o bodegas cerradas al público con interacción casi exclusiva a través de plataformas digitales.

La búsqueda de productos y servicios a través de internet y las compras en línea han aumentado entre los consumidores mexicanos, lo que generó una derrama económica de 316 mil millones de pesos en 2020, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

El sector restaurantero ha sido uno de los que han optado por trasladar sus servicios físicos a entrega de pedidos en línea, como en el caso de Gori Gori Ramen que adaptó su emprendimiento a esta modalidad.

Por otra parte, los cambios de hábitos en los consumidores, hicieron que empresas como Barabasto sean los nuevos competidores en los mercados de abasto ante el confinamiento por COVID-19.

“Desde un inicio ya teníamos en mente este concepto de tiendas ocultas; gracias al auge tecnológico ya contamos con una fábrica y dos bodegas”
Antonio Ordoñez Socio fundador de Maixitos

Emprendimiento saludable

La adaptación tecnológica llevó a posicionar a Maixitos, empresa dedicada a la fabricación y distribución de maíz inflado, a operar en toda la República mexicana con gran éxito bajo el modelo dark store.

La compañía nació en el verano de 2019, tocando puertas a empresarios que quisieran sumarse a la distribución de sus productos, pero se dieron cuenta que estaban teniendo mayor impacto a través de redes sociales, por lo que desarrollaron un sistema B2B, es decir, servicio de empresa a empresa, hasta consolidar su primera dark store.

Actualmente, cuentan con una fábrica y dos bodegas en donde preparan y almacenan los pedidos para enviarlos a través de distintas paqueterías que llegan hasta sus centros de almacenamiento y así distribuir sus productos a toda la República mexicana.

Desarrollarse en el mundo digital los llevó a tener como distribuidores estratégicos a personas de entre 18 y 30 años, pero al darse cuenta que muchos de sus socios no tenían experiencia en los emprendimientos, optaron por brindar talleres de capacitación y material publicitario.

“Estamos trabajando en las regulaciones para poder exportar a Sudamérica y Norteamérica, ya hemos tenido interés de varios prospectos, entonces seguimos trabajando para poder expandirnos”, apuntó Antonio Ordoñez, socio fundador de Maixitos en entrevista para Reporte Índigo.

Adaptación gastronómica a dark kitchen

El confinamiento hizo que Gori Gori Ramen, dark kitchen dedicada a la venta de ramen, aterrizara su formato de negocio bajo este modelo de servicio.

La nueva industria gastronómica tuvo que adaptarse a la pandemia y atender las necesidades de los clientes sin salir de su hogar.

“Fue un gran acierto descubrir que nuestra fortaleza estaba en el formato y que nosotros solo lo mandamos en un vaso, listo para comer”, detalló Sergio Su, socio fundador de Gori Gori Ramen para Reporte Índigo tras su éxito a casi un año y medio de su apertura.

Al ser una empresa totalmente en línea, han tenido que ofrecer nuevas experiencias que revolucionen el platillo y sean innovadoras, colaborando con la primera marca de cerveza hecha en México para maridar con Ramen y hasta elaborar sus propias recetas con ingredientes mexicanos.

Asimismo, desarrollaron un marketing digital que interactúa con sus seguidores a través de tendencias, para generar conversaciones digitales con sus consumidores, creando una experiencia virtual como establecimiento en línea.

Gori Gori es un nuevo formato de comida japonesa que supo adaptarse en México, a la pandemia y sus consumidores a través de un sistema de negocio nuevo, cubriendo las problemáticas de los clientes de crear platillos innovadores hasta las puertas de su hogar.

Mercado virtual

El repunte del COVID-19 en el mundo, ha complicado a los consumidores adquirir productos de la canasta básica de forma física por lo que Barabsto, adaptó su forma de operar, llevando productos del mercado de abastos a domicilio.

Aunque el proyecto estaba pensado antes de la pandemia, el contexto posicionó a Barabasto a realizar más de seis mil pedidos en 2020, con menos de un año de lanzarse en el mercado.

“Surgimos al observar la tendencia en los modelos de negocio, principalmente en el tema logístico y de servicios, la pandemia vino a repuntar la necesidad de optimizar recursos, tiempo, economía y fue parteaguas para que se pudiera lograr”, señaló Alejandro Pineda, CEO de Barabasto.

Trabajar bajo esta modalidad, también requiere pensar en un sistema de entrega eficaz, por eso Barabasto equipó sus vehículos con un sistema de adaptación de temperatura para protección de sus productos que van desde mariscos hasta verduras.

Tras su éxito, Barabasto planea expandirse en ciudades grandes como Puerto Vallarta y México, así como a nivel internacional iniciando por Latinoamérica y Estados Unidos.

Comenzar un negocio bajo un sistema innovador, ha permitido que los nuevos emprendedores se adapten con mayor facilidad en el mercado, esta última empresa propone enviar los productos más frescos sin salir de tu casa y con costos accesibles.

También puedes leer: Negocio digital y comercio electrónico para principiantes