¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

CRISISALIMENTARIA

Naturaleza seca la economía

Alberto Morales

Dentro de las cosas que el ingenio humano difícilmente puede evitar se encuentran los eventos naturales.

Entre la dificultad de evitar las catástrofes y guardar recursos para contingencias, la economía suele quedar vulnerable.

Existen cantidad de ejemplos donde los países tienen que recibir incluso apoyos internacionales para sanear las pérdidas que dejan los terremotos, tsunamis, sequías y demás cuestiones.

En las semanas pasadas Estados Unidos comenzó a sufrir una catástrofe en forma de sequía que no golpeaba tan fuerte desde 1956.


Jul 20, 2012
Lectura 6 min
portada post

300 Millones de dólares importó México de maíz en marzo de 2012.

Los países que importan trigo y soya se van a ver afectados. Estados Unidos es el responsable de más de la mitad de las exportacioes a nivel mundial

"Cualquier persona que tome crédito por la lluvia no deberá sorprenderse 
si sus enemigos 
lo culpan 
por la sequía” 

- Dwight Morrow

Político y empresario 
estadounidense

Dentro de las cosas que el ingenio humano difícilmente puede evitar se encuentran los eventos naturales.

Entre la dificultad de evitar las catástrofes y guardar recursos para contingencias, la economía suele quedar vulnerable.

Existen cantidad de ejemplos donde los países tienen que recibir incluso apoyos internacionales para sanear las pérdidas que dejan los terremotos, tsunamis, sequías y demás cuestiones.

En las semanas pasadas Estados Unidos comenzó a sufrir una catástrofe en forma de sequía que no golpeaba tan fuerte desde 1956.

Esto se ha convertido en un dolor de cabeza para la campaña de Obama, pues tiene que lidiar con un problema adicional, por si la corta cantidad de empleos creados no fuera poco.

La producción de maíz y soya se ha visto fuertemente afectada por la falta de lluvia y las altas temperaturas.

En una semana, el efecto de la sequía se propagó de un tercio a la mitad de las plantaciones en los estados del centro-oeste de Estados Unidos, que se encargan de tres cuartas partes de la producción de estos granos.

En Iowa, Illinois, Kansas y Nebraska, la sequía también se ha extendido de manera fuerte, donde los más afectados son el 75 por ciento de los plantíos con sequía en Nebraska. Ahora el 56 por ciento del país está sufriendo este problema.

A raíz de esto, el maíz ha tenido una fuerte alza en su precio. En solo seis semanas el precio ha aumentado en 50 por ciento, lo cual afecta tanto la demanda de este producto como la de otros relacionados.

Afectación en cadena

El problema del deterioro en un mercado como éste es la cantidad de otros mercados relacionados.

Los productores de soya y maíz no serán los únicos afectados, pues son productos básicos y prácticamente irremplazables.

La afectación para los mexicanos podría reflejarse en precios más altos en ciertos alimentos.

México importa maíz para consumo personal y como insumo para ganado.

Según el Grupo de Trabajo de Estadísticas de Comercio Exterior, integrado por el Banco de México y otras dependencias del Gobierno Federal, se importaron más de 300 millones de dólares en maíz tan solo durante marzo de 2012, el último mes con información disponible.

Una afectación como la actual puede traducirse en precios más altos al consumidor final, pues el costo del maíz incide en los costos de producción de la industria ganadera, porcina y avícola.

De hecho, durante la última crisis alimentaria de 2008, los precios de la tortilla incrementaron sustancialmente, lo que propició una serie de medidas por el gobierno, entre las cuales se encontraban controles de precio, dada la composición que este alimento tiene en el consumo de los mexicanos con menos ingresos.

Tom Vilsack, el Secretario de Agricultura estadounidense, ya mostró preocupaciones por el impacto en el precio de las aves de corral.

Al encarecerse su principal insumo, hay peligro de que su precio también aumente en gran cantidad durante el siguiente año.

Además, los países que importan trigo y soya se van a ver afectados. Estados Unidos es responsable de más de la mitad de las exportaciones a nivel mundial. El encarecimiento del producto afectará a países de África y de Medio Oriente.

Otro factor preocupante es que el alza en precios afectará más a las clases económicas más bajas. Esto debido a Ley de Engle, la cual dicta que entre más bajo sea el ingreso, la proporción de gasto destinado a los alimentos es mayor.

El incremento en precios es aún mayor que en la crisis alimentaria de 2007-2008, por lo que ya existen preocupaciones por repercusiones graves a nivel mundial

Es importante notar que la sequía trae consigo efectos diversos, y no pega de la misma manera en diferentes estados.

Para alivio de los que tengan que desarrollar programas de recuperación, hay una sección del gobierno  que se dedica exclusivamente a analizar los impactos de la sequía. En su sitio de Internet tienen índices de impacto en diferentes sectores.

En el rubro específico de industria y empresas los estados más afectados por la ola de calor son Arkansas y Mississippi, después de estos estados no se observa un impacto generalizado en los demás.

Pero si se toma en cuenta únicamente el impacto a la agricultura, los más afectados son Illinois y Missouri.

A éstos les sigue Arkansas, Tennessee y Kansas. Finalmente se ve un impacto menor, pero existente, en la mayoría de los estados.

En cuanto a calidad y abasto de agua los estados más afectados son Missouri, y después Arkansas. Por detrás de éstos los estados con menor impacto, pero que sí se han visto afectados son los ubicados geográficamente en el centro.

En entrevista para la agencia Reuters, Abdolreza Abbassia, economista experta en cereales de la agencia alimentaria de las Naciones Unidas, destacó que los precios más altos de los granos y la fortaleza del dólar por la desaceleración económica mundial pondrán mayor presión a los países que importan granos.

Sin embargo, no del grado para ser considerado “crisis”, puesto que otros cereales, como el arroz, se encuentran sin problemas de suministro o producción.

El infierno de los años 50

En el archivo de la biblioteca digital de Texas se puede encontrar una broma donde un granjero le dice a otro: “Este sería un buen país si tan solo tuviera agua”, y el otro responde: “También lo sería el infierno”.  Durante los primos años de los 50 el país sufrió la mayor sequía registrada en la historia.

Para 1953, las lluvias en Texas habían caído en 75 por ciento. Este tipo de comportamientos naturales ocasionó derramas económicas como la baja del rendimiento de los cultivos en 50 por ciento en estados del Altiplano.

El estado de Texas se vio particularmente afectado, como nunca había estado por la sequía de estos años. En tan solo los primeros seis años de la década de los 50, la acumulación de pérdidas en el sector agrícola alcanzó pérdidas de 25 mil milones de horario (a precios del 2012).


Notas relacionadas

Ago 28, 2012
Lectura 8 min

CRISISALIMENTARIA

La nueva dieta mundial

María Alesandra Pámanes


Ago 28, 2012 Lectura 8 min

Comentarios