A los mineros les apagaron la luz. Con el cierre de la Subsecretaría de Minería el sector se queda sin una oficina clave para la recuperación de la economía.

Como parte de las medidas de austeridad implementadas por el actual Gobierno federal, la Secretaría de Economía (SE) anunció la desaparición del cargo de subsecretario de Minería a partir del 1 de septiembre del 2020.

Esto también implicó la salida de Francisco Quiroga, a quien los participantes de la industria reconocieron su labor que comenzó en diciembre de 2018.

“Siempre demostró ser un funcionario altamente responsable, eficiente y comprometido con su país, así como con el sector que representó. Desde que tomó el cargo, esta subsecretaría se posicionó como un órgano fundamental de coordinación y vinculación entre las autoridades y la industria minera”, se lee en un comunicado firmado por la Cámara Minera de México (Camimex), la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México (AIMMGM), la Cámara de Comercio del Canadá en México (CanChamMx), y otras siete asociaciones del sector.

2.3

millones de empleos genera el sector en México

El anuncio provocó diversas reacciones entre los empresarios e integrantes de la industria que genera más de 2.3 millones de empleos en la República Mexicana, de acuerdo con cifras de la SE.

Por principio se teme que la actividad que contribuye con alrededor del 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) se quede relegada de otras, a pesar de ser uno de los motores principales para la economía.

3

por ciento del PIB nacional aporta la industria

Otro de los factores es que los acuerdos logrados con los gobiernos locales se disuelvan al no existir una subsecretaría que les dé el seguimiento adecuado.

Sergio Almazán Esqueda, presidente de la AIMMGM, opina que México es un país minero por tradición y requiere de este tipo de órganos para coordinar las acciones entre el sector público y privado.

“La desaparición de la subsecretaría es un desacierto para la eficiente administración de los recursos minerales de la nación, porque las acciones del subsecretario sirvieron de ejemplo a otros sectores para demostrar que la colaboración puede fortalecer a una industria que recién fue reconocida como esencial”, agrega.

Mantener la luz de la minería encendida

La actividad minera en territorio nacional es tan antigua, que incluso data desde 1524, fecha en la que comenzaron a trabajar en las primeras minas de estaño y cobre en Taxco, de plata en Morcillo, Jalisco, y en Villa Espíritu Santo Compostela, en Tepic, Nayarit.

Hoy, la tecnología con la que se cuenta es de primera categoría y cada vez más empresas se comprometen con el desarrollo de proyectos sustentables en las comunidades donde operan.

Al cierre del año pasado, la producción minero metalúrgica ascendió a 228 mil 295 millones de pesos, con base en los datos publicados en el Informe Anual 2020 de la Camimex.

México cuenta con una presencia de gran valor a nivel mundial: es el principal productor de plata, con una participación de 22.75 por ciento, y se ubica entre los 10 principales productores de 16 diferentes minerales, como plata, bismuto, fluorita, celestita, wollastonita, cadmio, molibdeno, plomo, zinc, entre otros.

Y la balanza comercial creció 0.38 por ciento en 2019, a pesar de una complicada situación económica en el país. El año anterior el saldo fue de 30 mil 631 millones de dólares, en contraste con los 30 mil 515 millones de 2018.

La SE informó que la desaparición de la subsecretaría no implica ninguna afectación a las atribuciones, facultades y trabajos que se realizan a través de la Dirección General de Minas, la Dirección General del Fondo para el Desarrollo de Zonas de Producción Minera y la Dirección General de Desarrollo Minero.

Los inicios de la Subsecretaría de Minería datan desde la existencia de la Secretaría de Energía, Minase IndustriaParaestatal (Semip) que en 1994 se restructuró, pero hasta 2016 se creó la estructura que recién fue eliminada.

El ingeniero Sergio Almazán Esqueda reconoce que el sector minero se enfrenta a múltiples retos que no son recientes y, aun cuando ya no exista la subsecretaría, la industria seguirá tocando puertas.


Los mineros somos muy optimistas de que vamos a salir adelante y este sector va a continuar siendo importante para la reactivación económica. Por ahora, estamos en la mejor disposición para seguir trabajando con el Gobierno federal

Sergio Almazán Esqueda

Presidente de la AIMMGM

También puedes leer: Minería enfrenta retos fundamentales ante pandemia de COVID: Pedro Haces