A lo mayoría de los millennials no les preocupa la manera en que subsistirán una vez que la juventud llegue a su fin, así lo demuestran las cifras, pues menos de la mitad posee una cuenta de ahorro para su retiro, además que muy pocos tienen educación financiera.

Los números no mienten, sólo el 36 de los jóvenes mexicanos poseen una cuenta para su retiro, mientras que solamente el 8 por ciento sabe de finanzas personales, según cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

La principal razón por la que los millennials no se preocupan por su retiro es porque lo ven muy lejos y consideran que aún quedan muchos años para que comiencen a tomar cartas en el asunto, de acuerdo a diversos estudios internacionales.

Lee: MILLENNIALS MEJOR PREPARADOS QUE SUS PADRES… PERO MÁS POBRES

En su revista mensual ‘Proteja su Dinero’, la Condusef cita el estudio ‘Millennials & Financial Literacy, The Struggle with Personal Finance’, pubicado por Price Waterhouse Coopers, el cual señala que sólo el 24 por ciento de los jóvenes del mundo tienen conocimientos financieros.

Este estudio también arroja que los millennials no están preparados para hacer frente a emergencias financieras, pues pocos jóvenes guardan parte de su salario en un fondo de ahorro, además que el 30 por ciento está sobregirado en su cuenta inmediata.

Errores más comunes de los millennials

Ya sea porque van iniciando en el mundo laboral o porque de más jóvenes sus familias no pudieron comprarles ciertas cosas, los millennials tienden a malgastar sus primeros salarios mediante estos errores:

Gastar sin pensar en el futuro

Algunos jóvenes tienden a gastar como si no hubiera mañana, compran lo que sea, invitan a sus amigos a celebrar y se terminan el dinero antes del siguiente quincena, sin que se hayan comprado algo que valga la pena y sin que les alcance al final para lo más básico.

Presupuesto no está en su vocabulario

Muchos millennials no llevan un registro de lo que gastan, lo que provoca que se queden sin dinero sin darse cuenta y sin haber hecho pagos básicos de productos y servicios.

Relacionado: ¿POR QUÉ LOS MILLENNIALS PREFIEREN VIAJAR QUE CASARSE Y TENER HIJOS?

No establecen planes a largo plazo

Viven al día y en el momento, no les preocupa qué será de ellos, financieramente hablando, no ahorran, no adquieren patrimonio y mucho menos piensan en su retiro.

La primera tarjeta de crédito

Una vez que algunos millennials obtienen su primera tarjeta de crédito, la confunden con una fuente inagotable de dinero e ignoran el fantasma de los intereses.

Algunos más, se conforman con realizar el pago mínimo de la tarjeta e ignoran que esta práctica sólo hace que aumenten los intereses de su deuda, la cual puede volver eterna.

Usar mal los meses sin intereses

La opción de meses sin intereses puede ayudar a los jóvenes a adquirir diversos productos, sin embargo, algunos se saturan se ven consumiendo por el exceso de esta clase de deudas.