Netflix, Amazon Prime, ITunes y Youtube tienen en los mexicanos fieles y constantes consumidores de sus contenidos de entretenimiento en streaming.

En 2021, los mexicanos no sólo incrementaron su consumo de películas, música y eventos en vivo a través de las plataformas digitales, sino que migraron hacia aquellas que cobran por observar su contenido sin publicidad, de acuerdo con los datos presentados en el reporte de Oferta y Demanda de OTTs de Contenidos Audiovisuales en México elaborado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Durante el año pasado, las plataformas de streaming en el país obtuvieron ingresos anuales por mil 800 millones de dólares en 2021 y alrededor de 88 por ciento de usuarios online consumieron películas, series y eventos en línea a diferencia del 12 por ciento que no lo hacen, detalla el reporte.

El estudio se enfoca en las plataformas OTTs, es decir, aplicaciones que ofrecen contenido de audio y video a través de internet conocidas como Over The Top, mismas que tienen diferentes modelos de negocio como la suscripción de video bajo demanda, la reproducción con publicidad entre las que se encuentran empresas como Youtube y aquellas de suscripción mensual como Netflix

Otro modelo de negocio de las OTTs es la de transacción VOD, que consiste en alquilar cada uno de los contenidos que se quiera ver, como los que ofrecen Cinépolis Klic o ITunes; también está el modelo TV Everywhere en el que se le ofrece al usuario contenidos disponibles en línea por estar suscritos a otras plataformas de streaming, por ejemplo Fox Play.

A estos modelos también se suma el Híbrido que combina varios tipos de negocios como Claro Video; el Validated VOD al que se accede demostrando que se es cliente de una empresa y por ello obtienen acceso gratuito a contenidos, así como el gratuito que se distribuye en línea pero no es necesario contar con una cuenta de suscripción para poder ver los contenidos como el que se presenta en Televisa Deportes y TV Azteca.

Para 2021 el modelo de suscripción fue el que más se consumió en el país con 74 por ciento de los usuarios de estos servicios con una cuenta, seguido del modelo que integra publicidad con 71 por ciento y en tercer lugar el de transacción y TV Everywhere con 40 por ciento de las preferencias.

Cabe destacar que durante ese año los contenidos gratuitos tuvieron el 15 por ciento de las preferencias, en tanto que 12 por ciento de los encuestados dijeron que no ven contenido online.

En cuanto a los contenidos favoritos de los mexicanos para consumir en las OTTs, las películas encabezan las preferencias seguido de las series, documentales, deportes en vivo y al final los canales en vivo.

Actualmente en el país hay 89 OTTs, 39 por ciento de ellas son modelos híbridos, 18 por ciento gratuitos, 13 por ciento funcionan con publicidad, el mismo porcentaje de aquellas que son con suscripción, de TV Everywhere se identifican nueve por ciento de las preferencias y cuatro por ciento en el caso de la transacción.

Adiós TV tradicional, hola streaming

Los consumidores de contenidos de entretenimiento en Latinoamérica están migrando de la TV tradicional a los servicios de conectividad, al menos en el caso de 85 por ciento de los habitantes de esta región, de acuerdo con una encuesta elaborada para el reporte “CTV in Latam: The Future Forward” de la empresa Magnite.

La encuesta aplicada a cuatro mil consumidores de estos servicios en Brasil, Argentina y México en 2021, apunta que gastan en promedio hasta seis, 15 y 18 dólares por servicio de streaming respectivamente, aunque señalan que están dispuestos a ampliar este presupuesto.

85
por ciento de los habitantes de Latinoamérica prefieren contenidos de entretenimiento en plataformas online que a la TV tradicional

El estudio también explorá el tipo de contenido que prefieren observar los usuarios y en los tres países se decantan por las películas, series y música internacional con un promedio de 65 por ciento frente a 35 por ciento que dan preferencia a lo local. Además se destaca que los usuarios de los portales online están más atentos a los contenidos, que aquellos que consumen a través de TV tradicional. El reporte apunta que este comportamiento está relacionado con la cantidad de cortes comerciales que no se puede omitir en el caso de los contenidos tradicionales.

Sin embargo, también entienden el valor de la publicidad, toda vez que 74 por ciento dice que podría ver contenido gratis o con un costo reducido a cambio de tolerar momentos publicitarios, 26 por ciento prefiere pagar contenido totalmente libre de estos cortes y 83 por ciento dice que le gustaría que hubiera más cantidad de contenido libre.

También puedes leer: Vix de Televisa y Univisión ya está disponible: estos son sus canales gratuitos en streaming