Los jóvenes asistieron a su cita con la democracia. El proceso electoral del 1 de julio estuvo marcado por una alta participación de millennials que se encontraron en las urnas para hacerse presentes a través del sufragio.

“La población más joven siempre se ha involucrado de manera activa en los procesos electorales de México y en los movimientos sociales que han surgido. Su voto en estas elecciones fue decisivo para el cambio de régimen”, dice Francisco J. Orozco, catedrático del Departamento de Contabilidad y Finanzas del Tecnológico de Monterrey.

El mayor número de votantes tiene entre 18 y 25 años, que en conjunto suman casi 30 millones de personas y que representan 29.1 por ciento de la Lista Nominal, de acuerdo con una investigación elaborada por la Dirección General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez.

12.6

millones de jóvenes votaron por primera vez el 1 de julio

De esa población, 12.6 millones de jóvenes votaron por primera vez. Uno de ellos fue Aldair Mejía, un joven de 22 años que esperó por más de siete horas a las afueras de la Biblioteca Vasconcelos, en la Ciudad de México, para poder sufragar en la casilla especial.

Al estudiante originario de Oaxaca no le importó pasar hambre, cansancio, ni el calor que se hizo presente después del mediodía.

“El próximo presidente debe tener una visión que apoye más a los jóvenes, pues somos el futuro de este país y de nosotros depende trabajar en equipo para sacar adelante a México”, comparte Mejía.

El sentimiento del joven oaxaqueño es similar al del resto de la generación millennial, que desde hace un par de años ha comenzado a tomar muy en serio lo que ocurre en el país.

Preocupados por su futuro

Para 2025, la generación del Milenio representará el 75 por ciento de la fuerza laboral y desde hoy están empezando a sentar las bases de su futuro.

Los jóvenes en México son una población compleja y que se ha transformado conel paso de los años. Un informe del Instituto Baker de Políticas Públicas revela que además de su importante participación en el Padrón Electoral, este bloque es importante por las diferencias que los distinguen de sus padres y abuelos.

Más del 80 por ciento de ellos vive en áreas urbanas y cuenta con un mayor acceso a la educación a diferencia de sus familiares. La matriculación en la educación terciaria ha aumentado constantemente en México en las últimas décadas, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Asimismo, esta nueva generación de votantes está más conectada a internet a diferencia de las generaciones anteriores, lo que ha propiciado que estén más informados y más expuestos a las redes sociales.

El análisis del Instituto Baker de Políticas Públicas muestra que esta generación también está acostumbrada a una mayor libertad económica y está mucho más familiarizada con la forma en que las personas viven en otros países.

Sin embargo, este bloque no es un grupo homogéneo, ya que un porcentaje considerable son ninis (ni estudia ni trabaja). Estos jóvenes alcanzan hasta 7.8 millones o el 20 por ciento de la población, además, tienden a estar más desconectados de los sistemas políticos, sociales y económicos de México y son susceptibles a caer en el crimen organizado.

Baruc Sánchez, de 28 años, asegura que a los millennials les preocupan los temas relacionados con el estado de derecho, en particular la corrupción y la impunidad, así como la violencia e inseguridad.

“Estamos en un momento importante donde nos tenemos que involucrar con lo que está ocurriendo en nuestro país. Tenemos que exigirle a nuestros gobernantes que nos den cuentas claras y pongan un alto a la impunidad”, sostiene el joven originario de Guadalajara.

Para Francisco J. Orozco, del Tecnológico de Monterrey, comienza una nueva etapa en la historia del país. Ahora serán los jóvenes quienes se encargarán de vigilar que el próximo gobierno cumpla la promesa de transformar a México y dejar atrás los años en que su voz no fue escuchada.


“Los jóvenes tienen la sartén por el mango y no la van a soltar. Al tomar a México en las urnas, esta generación comenzó una batalla contra el pasado que quiere olvidar”

Francisco J. Orozco

Catedrático del Tec de Monterrey

Voto creativo

Las playeras son un estandarte. Bajo esta premisa, hace un año Jesús Chávez y Mirna Wetter apostaron por crear una marca de ropa que pudiera ayudar a generar conciencia social apoyada del arte: Von Zeppelin.

“Las playeras transmiten un mensaje, te hablan mucho sobre la personalidad de quien las usa”, comparte Jesús Chávez, director general de Von Zeppelin.


Un mexicano y una venezolana incentivaron a los jóvenes a votar mediante playeras con el rostro de los presidenciables

Su primera colección la dedicaron a las elecciones presidenciales de México, con el propósito de incentivar el voto entre los jóvenes.

Para difundir su mensaje y llevar a la calle sus playeras crearon el movimiento sin fines de lucro #YOSIVOTO, de la mano del artista israelí Amit Shimoni creador de la serie Hipstory.

Chávez comparte que el reto de convencer a Shimoni no fue fácil, sin embargo, tras una serie de reuniones, el artista conocido por animar a los millennials a reflexionar sobre líderes y personajes históricos aceptó.

El israelí se encargó de reproducir la imagen de los cinco candidatos (antes de que Margarita Zavala se bajara de la contienda) con un estilo hipster y con elementos característicos de la personalidad de cada uno de ellos.


“El movimiento fue una declaración de que los jóvenes son los encargados de construir la historia y el futuro de México”

Jesús Chávez

Director general de Von Zeppelin

Para Jesús y Mirna la democracia es un tema serio. Los fundadores de la marca son originarios de México y Venezuela, países que han atravesado por situaciones complejas en términos políticos.

Aunque los mexicanos ya eligieron quién será su nuevo presidente, Chávez comparte que Von Zeppelin seguirá apostando por generar conciencia entre los jóvenes.

“Las elecciones ya ocurrieron, pero no por eso acaba nuestro trabajo como ciudadanos. La apuesta ahora es crear otros movimientos para llegar a más personas dentro y fuera de México”.