El número de mexicanos que tienen trabajo pero cuyo salario no alcanza para comprar una canasta básica aumentó durante el cuarto trimestre de 2020, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Del total de empleados en México, 40.7 por ciento se encuentran en pobreza laboral, lo que representa un aumento de 3.4 por ciento comparado con el mismo periodo de 2019.

El Coneval, organismo encargado de medir la pobreza en el país, señala que este aumento se debe a que el ingreso laboral real registró una disminución de 2.5 por ciento, es decir de mil 819.55 a mil 773.43 pesos. Además se registró el aumento de las líneas de Pobreza Extrema por Ingresos en 6.1 por ciento en zonas urbanas y 7.6 por ciento en zonas rurales.

Las entidades en donde se registró un mayor incremento en la pobreza laboral fueron Quintana Roo, Tabasco, Ciudad de México y Baja California Sur, señala el organismo en su informe del Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITPL).

Sin embargo, al hacer una comparación trimestral se observa una recuperación en el poder adquisitivo del ingreso laboral per cápita, entre los últimos tres meses del año comparado con julio, agosto y septiembre de 2020. Esto se traduce en una disminución del porcentaje de la población en pobreza laboral de 44.5 por ciento a 40.7 por ciento.

Respecto a la brecha salarial entre hombres y mujeres, se informó que en el cuarto trimestre de 2020 fue del orden de 856.52 pesos que representa 162.17 pesos más que la registrada en el periodo inmediato anterior.

También puedes leer: Con sólo 47 mil 919, pandemia deja el peor enero en creación de empleos desde 2014