¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

TURISMO

Meta de recuperar el turismo en suspenso

Mara Echeverría

El objetivo de Sectur de elevar el gasto de los viajeros internacionales enfrenta un clima nublado, que se complica ante los desafíos que el sector debe sortear para iniciar su recuperación


Oct 9, 2020
Lectura 6 min
portada post

La meta de elevar el gasto de los viajeros internacionales en los destinos mexicanos que Miguel Torruco Marqués, secretario de turismo, fijó al inicio de su administración enfrenta un clima adverso y con algunos nubarrones.

El titular de la Secretaría de Turismo (Sectur) considera que la potencialidad turística de un país no se mide por el número de turistas que llegan desde otras naciones, sino por lo que gastan durante sus viajes, sin embargo, la derrama económica de los turistas no logró evitar el contagio de la pandemia.

El ingreso de divisas por concepto de visitantes internacionales durante el periodo comprendido entre enero y julio de 2020 fue de siete mil 21 millones de dólares, lo que significa un desplome de 54 por ciento respecto al mismo periodo de 2019, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Este desplome, el más alto en los últimos 10 años, puso freno al avance de la dependencia en la captación de divisas turísticas, que de enero a julio de 2019 tuvo un crecimiento de 12.5 por ciento, con ingresos por 15 mil 225 millones de dólares.

El año pasado nuestro país recibió la visita de 45 millones de turistas, que dejaron una derrama económica de 24 mil 573 millones de dólares, un crecimiento en ambos indicadores de nueve por ciento frente a 2018, lo cual ubicó a México en la séptima posición del ranking global de llegadas de turistas internacionales y en la décimo sexta en cuanto a captación de divisas.

Sin embargo, la recuperación en el nivel de ingresos no será inmediata debido al panorama que el mundo vive frente la pandemia, que tiene una segunda ola en los países europeos, que en algunos casos continúan con sus fronteras cerradas, situación que mantiene casi paralizados los vuelos internacionales.

“Mientras el mundo esté cerrado y las líneas aéreas están reactivándose lentamente la recuperación se va a retrasar. La entrada de divisas va a ser lenta, vamos a empezar a hasta el año que entra a tener algo de estos ingresos y en un porcentaje mucho menor que en 2019”, opina Rafael García, presidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México.

México es un país de turismo, por ello es importante que se haga un análisis del sector que está en una crisis. Hay que activarlo de una forma eficiente y planeada

- Roberto García Beltrán

Académico de la Universidad La Salle

En 2019, México ascendió tres posiciones en el gasto medio de turistas a nivel mundial, al pasar del lugar 40, que se tenía en 2018, al sitio 37, con 496 dólares por viajero, superando a países como Bulgaria, la Federación Rusa, Hungría y Bielorrusia.

La ruta de la recuperación del turismo

A México arribaron 33 millones 057 mil visitantes en los primeros siete meses del año, 41.5 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado. Del total de viajeros, 18 millones 686 mil fueron visitantes nacionales.

Es por ello que, ante la llegada de menos visitantes y turistas de otras latitudes, las empresas dedicadas a la oferta de servicios deberán orientar sus esfuerzos para atraer al mercado nacional, quienes pueden ayudar a mitigar los efectos negativos de la crisis.

Al respecto, Armando Bojórquez, presidente de la Asociación para la Cultura y el Turismo en América Latina (ACTUAL), detalla que un mercado importante serán los turistas mexicanos de alto nivel, quienes no podrían viajar a destinos exóticos, pero tienen la capacidad financiera para visitar las zonas turísticas nacionales.

“Habrá que incentivar el turismo nacional con programas dirigidos a los mexicanos, como pueden ser las tandas vacacionales. Se prevé una situación difícil a mediano plazo y va a ser importante que los prestadores de servicios tengan un panorama conservador en proyectos y presupuestos del último trimestre del año”, puntualiza Armando Bojórquez.

Los especialistas coinciden en que el Buen Fin dará un empujón para el turismo doméstico hacia finales de año, lo que permitirá tener ventas anticipadas en servicios de agencias de viajes, cadenas hoteleras y aerolíneas, entre otros.

También será importante que las autoridades incentiven los viajes a Pueblos Mágicos y corredores turísticos a los cuales los mexicanos puedan llegar en tiempos cortos y por carretera, destinos de playa cercanos a las ciudades y destinos culturales.

Para Roberto García Beltrán, especialista y docente de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, uno de los sectores que tendrá una recuperación más rápida será el turismo corporativo, dado que algunos eventos no han sido cancelados y generan una importante derrama económica.

“Lo primero es enfocarse en este segmento. México está listo, el país tiene infraestructura en playa y en ciudad para estos eventos, los que se van a empezar a reactivar bajo los lineamientos de seguridad”, declara el académico.

Reactivación en CDMX

La industria hotelera de la Ciudad de México opera con respirador. Este sector es uno de los más afectados por la emergencia sanitaria y requiere de medidas urgentes para salir a flote en los próximos meses.

La recesión en la demanda de servicios hoteleros está en una “recesión tremenda”, y como parte de esta afectación, la ocupación hotelera cayó a 16 por ciento, detalla Rafael García, presidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México.

Esta cifra creció desde el 3 por ciento que registró al inicio del confinamiento en el país, sin embargo, aún no es suficiente para evitar que los empresarios de la industria salgan de los números rojos.

“Son ocho meses desde que empezó la pandemia y hemos tenido la peor crisis del sector turismo. El 20 por ciento de los hoteles no pueden abrir. El equilibrio no se logra, la afectación es muy fuerte y por ahora está paralizada la economía de la ciudad”, declara García en entrevista con Reporte Índigo.

Pese a que el sector ya se perdió de dos periodos vacacionales importantes, García González proyecta que en noviembre la ocupación de los cuartos de hotel podría avanzar a 25 o 30 por ciento por la siguiente temporada de Día de Muertos, pero será hasta el segundo trimestre de 2021 cuando dejarán de lado las pérdidas.

Por ahora, los hoteleros están en comunicación con las autoridades a quienes les han solicitado que se otorguen incentivos a los viajeros, como la deducción de gastos hasta por 50 mil pesos en servicios turísticos y descuentos en casetas, para dar un respiro a la industria.

También puedes leer: El nuevo turismo, alternativas tras la pandemia


Notas relacionadas

Dic 1, 2020
Lectura 3 min

Sep 2, 2020
Lectura 2 min

Ago 25, 2020
Lectura 3 min

Ago 15, 2020
Lectura 5 min

TURISMO

Sargazo, el otro problema del turismo

Indigo Staff


Ago 15, 2020 Lectura 5 min

Comentarios