¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

IntervenciónDeMercado

Medicamentos para todos

Carolina Ruiz

El gobierno busca poner topes a los precios de las medicinas de patente con el fin de darle un enfoque social a este sector, aunque no es la solución para mejorar el acceso de los mexicanos a estos productos


Feb 20, 2019
Lectura 5 min
portada post

Durante décadas, los mexicanos han desembolsado grandes cantidades de dinero en la compra de medicinas. Esta situación tal vez podría llegar a su fin, ya que el gobierno busca establecer topes de precios a los medicamentos de patente para asegurar que la mayoría de la población pueda acceder a ellos de manera más fácil.

Analistas del sector coinciden en que, a pesar de que la intención es beneficiar al bolsillo de los mexicanos, esta podría no ser la mejor manera de hacer que los fármacos lleguen a la gente que más los necesita.

Para Ignacio García Téllez, director de Sector Salud en KPMG México, es importante tomar en cuenta que al poner topes máximos y mínimos en un mercado que importa medicamentos especializados por su compleja elaboración, y cuyas dos terceras partes se venden en grandes cadenas de farmacias se puede alentar al mercado ilegal de medicamentos y propiciar la escasez de los mismos.

“Básicamente el tema del desabasto se relaciona con que muchas compañías de patente son multinacionales y tienen su producción fuera de México, entonces cuando piensan en traer los medicamentos, toman en cuenta el tipo de trabas que tiene el país, si existen mecanismo eficientes de seguridad y las relaciones entre hospitales y farmacias”, dice el especialista.

“Si la medida se aplica al sector farmacéutico, el presidente sería congruente con sus promesas y la gente votó por ese planteamiento”

- Edgar Rivero

Especialista en economía del sector público

Tanto la regulación como las relaciones entre hospitales y la industria farmacéutica podrían ser afectadas por este tipo de mecanismos al no contar con los productos que se requieren para la manufactura de medicamentos.

77% de la producción farmacéutica se destina a familias y exportaciones

De acuerdo con las últimas cifras de ProMéxico, la industria farmacéutica en el país equivale al 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

La propuesta, que ya se encuentra en manos del Congreso, incluye una cláusula de revisión anual de precios o que se realice cuando las circunstancias económicas, técnicas o de valoración terapéutica lo exijan.

“A través de esta iniciativa, se propone establecer un mecanismo legal que sirva de marco al diseño de una política de precios de medicamentos patentados accesibles, a través de la intervención del Gobierno federal que permita aplicar una política de precios con un enfoque social”, se detalla en el documento dado a conocer al interior de Morena.

El especialista en el mercado farmacéutico de KPMG México recuerda que desde 1984 existen acuerdos para fijar precios máximos al público en medicamentos en el país, cuyo cálculo se realiza con base al precio de venta y al del margen del distribuidor

Una meta de sexenio

En octubre pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que su gobierno buscaría medicamentos más baratos a través de licitaciones en las que pudieran participar compañías farmacéuticas de cualquier parte del mundo, con el propósito de conseguir mejores precios.

“Esto lo planteó desde campaña, era muy claro en el sector agropecuario, en un supuesto de que también se aplicara al farmacéutico, si nos vamos más hacia atrás, el presidente sería congruente con sus promesas y la gente votó por ese planteamiento”, comenta Edgar Rivero, especialista en economía del sector público.

Rivero agrega que el mandatario ya traía este tema en su agenda y destaca que no es novedoso que se tenga en la mira un sector que impacta a más de 100 ramas económicas, que genera empleos bien pagados a médicos, laboratoristas, y que tiene un efecto multiplicador muy alto.

La medida respondería a las sospechas de monopolio que recaen sobre el sector desde el sexenio pasado

Sin embargo, uno de los motivos que pudo provocar el inicio de este tipo de propuestas se encuentra en una investigación de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), derivada de supuestas prácticas monopólicas en esta industria.

Dicha investigación inició en 2016 cuando la Autoridad Investigadora del organismo regulador decidió determinar si existían o no “prácticas monopólicas absolutas”.

En 2017, la misma Cofece anunció una investigación por posible concentración en el mercado de distribución y comercialización al mayoreo de productos farmacéuticos, en el que también estaban incluidos productos de higiene y belleza personal.

2,429 mdd fueron las exportaciones de la industria en 2014

Edgar Rivero explica que la sospecha de esa clase de prácticas surgió porque los productos farmacéuticos siempre crecían dentro del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), situación que atrajo la atención del Senado de la República en la anterior legislatura.

“Podría ser que a partir de esa conclusión se tome información para tratar de regular los precios de este sector”.

Comentarios