Por unos momentos, Tencent rebasó el valor de capitalización de mercado de Facebook para convertirse en la quinta empresa pública más valiosa del mundo. El martes pasado, la mayor empresa de tecnología de China alcanzó una valuación de 523 mil millones de dólares. El evento significó la primera vez que una compañía tecnológica de Asia entró al denominado club de los cinco, hoy conformado por Apple, Alphabet (Google), Microsoft, Amazon y Facebook.

El fenómeno de Tencent, que cotiza en el mercado de valores de Hong Kong, es un reflejo del fuerte crecimiento del sector tecnológico chino que ha promovido la política industrial de Beijing.  En lo que va del año, el precio de la acción ha crecido más de 120 por ciento, incrementando el valor de capitalización de mercado de la compañía en 292 mil millones de dólares.

Ma Huateng, el fundador de Tencent, es ahora el segundo hombre más rico de la China territorial.

Fundada en 1998, Tencent ha consolidado su posición como un conglomerado de tecnología mediante el desarrollo de productos que van desde las redes sociales hasta la producción de contenido y el fintech. Su producto estrella, WeChat, cuenta con casi mil millones de usuarios.


Tencent ha consolidado su posición como un conglomerado de tecnología, que abarca incluso las redes sociales

El consenso de analistas considera que la compañía aún tiene mucho espacio para crecer dado el apoyo implícito del gobierno de China, que lo protege de la competencia extranjera.

Tencent genera ingresos anuales de 32 mil millones de dólares, de los cuales, alrededor de dos tercios provienen de las tarifas cobradas por la descarga de videojuegos. Para ponerlo en perspectiva, Facebook registra ingresos anuales de 36 mil millones de dólares, en su mayoría generados por el servicio de publicidad dirigida.

China en el mundo

Las compañías chinas que cotizan en Hong Kong y Estados Unidos se han vuelto una parte fundamental de la narrativa del auge de los mercados bursátiles alrededor del mundo. El valor de capitalización de mercado de las empresas de China que cotizan en mercados de valores en el exterior rebasa los 2 billones de dólares. Particularmente, las 130 principales compañías chinas que cotizan en Estados Unidos cuentan con una valuación conjunta de 900 mil millones de dólares, de acuerdo a cifras proporcionadas por Bloomberg.

Alibaba es la exposición patente de esta tendencia. En el 2014, la compañía realizó la oferta pública inicial más grande de la historia en el mercado de valores de Nueva York. Actualmente, la firma fundada por Jack Ma es la séptima empresa pública con mayor valor de capitalización de mercado del mundo, sólo detrás del club de los cinco y de Tencent.

En lo que va del año, el valor de la compañía ha crecido 114 por ciento, lo cual le ha permitido tener una escala lo suficientemente robusta como para competir palmo a palmo con su rival inmediato de Estados Unidos, Amazon.

En la última década, la política económica de China se ha transformado radicalmente. Beijing decidió que dejaría de concentrarse en la producción de manufacturas de bajo valor agregado para desarrollar nuevas industrias de mayor especialización. La combinación de la política industrial con la adquisición de compañías en el exterior y la exportación de exceso de capacidad a otras economías en desarrollo han sido los derroteros de esta estrategia.