El sector de la manufactura ha demostrado un desempeño favorable en los últimos meses debido al desarrollo de equipo eléctrico, electrónico, de cómputo y maquinaria.

Desde el segundo semestre de 2018, la industria mexicana presentaba debilitamiento económico pero el COVID-19 exacerbó la caída económica.

Sin embargo, la recuperación del mercado en Estados Unidos ha favorecido las exportaciones manufactureras con México, por lo que el sector automotriz se ha recuperado sustancialmente a pesar de la escasez de chips y el cierre comercial de China a finales de marzo del año pasado.

El país vecino reportó un incremento del 6.4 por ciento en su Producto Interno Bruto (PIB) durante el primer trimestre de 2021.

0.6

por ciento fue el incremento de contrataciones del personal manufacturero para finales de 2020

“El no haber observado con oportunidad que el sector industrial ya presentaba un debilitamiento, hizo que no se tomarán medidas a tiempo para evitar la caída económica de la industria”, apuntó José Luis Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Se prevé que la manufactura mexicana siga en ascenso, incluso, ante las reformas contra el outsourcing, que impulsaría la automatización de procesos en un futuro y la inversión en maquinaria moderna para sustituir la mano de obra.

mano de obra. El director de IDIC, remarcó que para que haya un repunte económico significativo es necesario que México pase de ser un país maquilador a uno que invierta en nuevas tecnologías y personal calificado, pues a pesar del avance, aún se está lejos de una reestructuración económica.

También puedes leer: Alistan 200 mil caretas de manufactura mexicana para enfrentar al Covid-19 en hospitales