Reporte Indigo

ECONOMÍA

Luz verde 
a la volatilidad

El Banco de México decidió el pasado viernes disminuir en 25 puntos la tasa de interés interbancaria a un nivel de 3.75 por ciento, tras el debilitamiento de la actividad económica mexicana. 

Esta es la segunda ocasión en el año que el Banco de México decide reducir la tasa de interés de referencia, siendo en marzo el primer cambio cuando se empezó a notar la desaceleración económica, disminuyendo desde 4.5 a 4 por ciento.

Las razones

“El debilitamiento de la actividad económica en México se intensificó de manera significativa durante el segundo trimestre de 2013”, dijo el banco central en su comunicado de prensa, “esto refleja en particular la contracción del sector industrial desde el tercer trimestre del 2012, así como una caída del sector servicios, el cual en el segundo trimestre de 2013 presentó una variación trimestral negativa ajustada por estacionalidad.

“Como resultado de la contracción de la actividad económica en el segundo trimestre, la holgura en la economía se ha ampliado de manera importante. Así, se considera que los riesgos a la baja para la actividad económica en México se han incrementado”.

La agresiva reducción de la tasa de referencia baja el costo de obtener financiamiento, por lo que esto es un incentivo tanto para consumir como para invertir, castigando a los ahorradores. 

Sin embargo, la reducción de tasas también volverá a los instrumentos mexicanos menos atractivos, continuando con la volatilidad y yendo contra la corriente de los otros países emergentes como Brasil, que tiene un incremento acumulado en lo que va del año del 1.75 por ciento.

Desempleo en EU

La decisión de Banxico también tiene que lidiar con las expectativas de una reducción del programa de la compra de bonos de la Reserva Federal (Fed). 

Sin embargo, los últimos datos económicos en Estados Unidos, específicamente del desempleo durante los últimos meses, no dan claridad a que la Reserva Federal tome su decisión de reducción en su junta de septiembre. 

Al finalizar la sorpresiva publicación de la reducción por parte del Banco de México, el comportamiento del mercado cambiario comenzó a fluctuar, teniendo una reacción inicial positiva fortaleciendo el peso frente al dólar, ya que este cambio especula una agilización del PIB nacional al incentivar el crecimiento económico, incrementando el flujo financiero y aumentando el consumo e inversión.  

Salir de la versión móvil