Sabían que llegaría, pero no cuándo. El resfriado por el brote del coronavirus tomó por sorpresa a los mercados de todo el mundo ocasionando un lunes negro que dejó entrever la posibilidad de que tal vez los inversionistas aún no están preparados para hacerle frente a este enemigo invisible.

El aumento de los casos confirmados por el Covid-19 fuera del territorio chino y la noticia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre que el mundo debe prepararse para una eventual pandemia sacudieron a las bolsas de valores de todo el mundo.

Humberto Calzada, analista de mercados financieros para Rankia México y Latinoamérica, opina que aun cuando se esperaba que el brote impactaría al mercado en algún momento, los inversionistas no se anticiparon a lo que ocurriría.

“En medio de la euforia y optimismo que se venía experimentando se desestimaron los efectos que podía tener el brote del coronavirus para la economía global”, asegura el experto.

La Bolsa de Nueva York (NYSE, por sus siglas en inglés) sufrió uno de los mayores descalabros durante la sesión del lunes.

79 mil

casos confirmados por el brote en todo el mundo

El índice S&P 500, considerado como el más representativo del mercado estadounidense ya que concentra aproximadamente 44 por ciento de la capitalización bursátil global, perdió 927 mil millones de dólares de su valor, al retroceder 3.35 por ciento.

El que reportó la mayor caída en el mercado local fue el Nasdaq con 3.71 por ciento. El índice reúne los valores de las empresas tecnológicas más importantes, como Apple, que sufrió el contagio al perder 4.75 por ciento al cierre de la jornada del lunes, en línea con Google que descendió 4.29 por ciento.

Sin embargo, el Dow Jones se hundió 1,000 puntos, para cerrar su peor día desde el 8 de febrero de 2018, con una pérdida de 3.56 por ciento.

En términos generales, la bolsa estadounidense tuvo su peor día en dos años y con ello eliminó las ganancias que había acumulado durante el 2020.

Luego de que países como Italia, Irán y Corea del Sur informaron un alza en el número de casos confirmados, el pánico se apoderó de los inversionistas y acudieron a los bonos del gobierno provocando que los rendimientos del Tesoro cayeran a su nivel más bajo desde 2016.

Desde el 31 de diciembre de 2019, que se notificó por primera vez en Wuhan el brote de Coronavirus, hasta la fecha el número de casos registrados asciende a 79 mil en 38 países, según los últimos datos actualizados de la OMS.

Italia se ha convertido en un foco de atención ya que es el país de Europa con el mayor número de registros al contabilizar 230, por debajo de China donde hay confirmados 77 mil 152 portadores, y en Corea del Sur 833 casos.

Cipactli Jiménez, socio fundador de la comunidad de inversión Snowball, adelanta que los inversionistas continuarán nerviosos hasta tener mayores certezas sobre el brote.


El problema que altera al mercado radica en la incertidumbre ya que se desconoce la verdadera magnitud de un evento como este y en tanto que no haya una vacuna continuará afectando

Cipactli Jiménez

Socio fundador de la comunidad de inversión Snowball

La ansiedad de los inversionistas también se vio reflejada en el salto que dio el índice CBOE que mide la volatilidad al cerrar la sesión del lunes en 25.03, o un avance de 46.55 por ciento, el nivel más alto desde inicios de este año.

¿Y México cómo se vería afectado por el coronavirus?

A pesar de que en el territorio nacional aún no se han confirmado casos del Coronavirus Covid-19 las bolsas de valores y el peso mexicano no estuvieron exentos de la sacudida del lunes.

El índice bursátil IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) retrocedió 2.20 por ciento, a 43,818.07 puntos para registrar el mínimo nivel de cierre desde 3l de diciembre del año pasado.

Siguiendo la misma ruta, el FTSE de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) cayó 2.23 por ciento, a 900.90 puntos.

Humberto Calzada manifiesta que México podría experimentar afectaciones importantes dada la dependencia que tiene con Estados Unidos, aunque estarían relacionadas más con un tema económico que financiero.

“En este momento se está experimentando un efecto dominó que afectará a la economía de todo el mundo y en México podría impactar en el crecimiento, pero esto es parte del ciclo que se está viviendo”, dice el analista de mercados financieros para Rankia México y Latinoamérica.

El peso sufrió un segundo resfriado al depreciarse frente al dólar estadounidense a su peor nivel en casi 11 semanas, con lo que siguió la racha negativa de la semana pasada en la que sumó un deterioro de 1.95 por ciento. El lunes finalizó la sesión en 19.0519 por dólar con un descenso de 0.83 por ciento.

0.83

por ciento se depreció el peso frente al dólar

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años también retrocedió dos puntos base para ubicarse en 6.52 por ciento, mientras que la tasa a 20 años finalizó en 6.76 por ciento.

Cipactli Jiménez explica que en el caso de México existen varios factores internos y externos que influyen en cómo se está moviendo el mercado, pero los pronósticos, al menos por ahora, no son tan desfavorables.

“Las finanzas y la economía del país no están en su mejor momento y un fenómeno de histeria de mercado derivado esta situación definitivamente no ayudaría a que el mercado suba en el corto plazo aunque en el largo plazo debería de no verse afectado demasiado”.

También puedes leer: Tecnológicas en riesgo por Coronavirus