¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

ECONOMÍA

Los salvavidas de México

Nayeli Meza Orozco

Ante una salida de capitales o una caída de ingresos públicos, el gobierno mexicano cuenta con cuatro instrumentos financieros que le permitirían enfrentar las posibles turbulencias que ocurran durante este año


Feb 13, 2018
Lectura 4 min
portada post

La amenaza de que ocurra un deterioro en la economía mexicana es latente. En los últimos meses se han previsto diversos riesgos que podrían afectar las fuentes de financiamiento y la recepción de capitales externos, lo que se traduciría en presiones adicionales al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), el tipo de cambio y la inflación.

“El panorama económico para 2018 presenta posibles factores de riesgo que, de materializarse, podrían afectar el desempeño económico y la estabilidad financiera de México”, advierte el Instituto Belisario Domínguez (IBD) en el reporte ‘Fondos para enfrentar los riesgos económicos de México en 2018”.

Entre los factores de riesgo externos están la posibilidad de que Estados Unidos se levante de la mesa de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los efectos que pueda tener para la economía mexicana la reforma fiscal estadounidense y el proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos. En el contexto nacional, destaca el periodo electoral del próximo 1 de julio y las desiciones de política monetaria del Banco de México (Banxico) durante este año.

El panorama económico presenta factores de riesgo que podrían afectar el desempeño económico y la estabilidad financiera de México

“Las opiniones acerca de las consecuencias que traería un rompimiento del TLCAN son variadas, y van desde posturas moderadas, que estiman que México podría sortear la situación, hasta aquellas que prevén mayores afectaciones económicas”, expone la publicación.

Sin embargo, el documento elaborado por la Dirección General de Finanzas (DGFI) del IBD destaca que, para contrarrestar el impacto negativo, México puede valerse de cuatro salvavidas financieros que le permitirían hacer frente a turbulencias: las reservas internacionales, la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF).

En conjunto, éstas cuatro fuentes de recursos suman alrededor de 5 mil 425 millones de pesos, “monto que constituye un importante blindaje ante posibles presiones financieras”, detalla el reporte.

5 mil 425 Millones de pesos es el blindaje del que México podría disponer

Por principio, México cuenta con 172 mil 991 millones de dólares en reservas internacionales, de acuerdo con el último estado de cuenta de Banxico al 2 de febrero de 2018.

Por su parte, la línea de crédito flexible (LCF) contraída con el FMI, permite la oportuna prevención de crisis en países con políticas e historiales económicos sólidos. A finales de noviembre de 2017, el Fondo renovó por dos años más la LCF por 88 mil millones de dólares, en respuesta a las autoridades mexicanas.

Hasta la fecha, sólo Polonia, México y Colombia tienen acceso a la LCF; México, de hecho, fue el primer país en solicitar y obtener la LCF por un monto de 47 mil millones de dólares, como una medida de prevención para enfrentar las secuelas de la crisis de 2009. Si bien ninguno de los países que tienen acceso a la LCF ha utilizado sus recursos, la línea ofrece un seguro adicional en tiempos de riesgo.

220 mil 972 Millones de pesos es el saldo del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP)

Respecto al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), al cierre de 2017 se registró un saldo de 220 mil 972 millones de pesos. Los recursos de este fondo se administran a través de un fideicomiso, en el cual la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es el fideicomitante, y Nacional Financiera (NAFIN) es la fiduciaria.

El gobierno mexicano cuenta con instrumentos financieros para hacer frente a turbulencias en los mercados

Entre 2001 y 2017, el FEIP recibió recursos por 849 mil 749 millones de pesos, en tanto que las transferencias del FEIP al gobierno federal en 2002, 2009, 2015 y 2016 suman 390 mil 796 millones de pesos a precios constantes de 2017.

88 mil Millones de dólares es el monto de la línea de crédito contraída con el FMI

El cuarto instrumento financiero es el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), el cual al cierre de 2017 acumuló un saldo de 59 mil 924 millones de pesos, monto superior al máximo que se había alcanzado en diciembre de 2008, por 44 mil 330 millones de pesos a precios constantes.


Notas relacionadas

Nov 21, 2018
Lectura 1 min

Nov 21, 2018
Lectura 1 min

Comentarios