Reporte Indigo

NEGOCIOS

Los refrescos 
se reinventan

42%
es la participación 
de mercado de Coca-Cola en el sector 
de refrescos, contra el 31 por ciento de Pepsi
Los analistas sospechan de una leve desaceleración en el crecimiento de la industria refresquera, afectada principalmente por las campañas sobre una mejor salud y ejercicio 
http://youtu.be/Nvqxzdiqo9Y

El mercado de refrescos y bebidas embotelladas está dando un giro hacia aguas y bebidas saludables con menor cantidad de azúcar y más ingredientes naturales, por lo que México ha abierto una oportunidad para los jugos, tés y bebidas sin azúcar. 

En consecuencia, el país ha bajado dos lugares en el ranking mundial de ingesta per cápita y ahora es el tercer país con mayor consumo de refrescos, bajando de 160 litros anuales por persona que consumía hace un par de años a 119 litros anuales. 

Esto es algo positivo para la economía mexicana, pues en un estudio reciente el país obtuvo el nada honroso primer lugar en obesidad y sobrepeso en conjunto de todo el mundo.

El tamaño del mercado de esta industria ha ido cambiando, por lo que hoy, el consumo de refrescos tiene una cuota de mercado del 46.8 por ciento en la industria de las bebidas no alcohólicas. 

Es sin lugar a dudas un mercado rentable y con gran potencial para obtener enormes beneficios, pero hay varios obstáculos que superar con el fin de capturar la cuota de mercado por completo.

La rentabilidad de la industria de los refrescos se mantendrá bastante sólida, pero la saturación del mercado, especialmente en los Estados Unidos, ha provocado que los analistas sospechen de una leve desaceleración en el crecimiento de la industria, siendo afectadas principalmente por las campañas sobre una mejor salud y de ejercitarse sanamente.

Los gigantes 
de la industria

Coca-Cola Company, PepsiCo y Cadbury Schweppes son las tres empresas que tienen la mayor parte del mercado de refrescos. 

La línea de productos de la Coca-Cola cuenta con varios refrescos más populares, incluyendo Coca-Cola, Coca-Cola Diet, Fanta, Barq y Sprite, teniendo a la venta más de 400 marcas distintas de bebidas en 200 países. 

Según el informe anual de Coca-Cola, el 80 por ciento de sus ventas son de refrescos y sus cifras muestran que sus beneficios están aumentando, pero cada vez a un ritmo más lento.

PepsiCo es el siguiente principal competidor, con ventas de refrescos recaudando más de los 20 mil millones de dólares. La línea de productos incluye refrescos Pepsi, Mountain Dew y Slice, que representan más de un cuarto de sus ventas. 

Cadbury Schweppes obtuvo ventas de refrescos mayores a los 7 mil millones, con una línea de productosque consiste en refrescos como Dr. Pepper, A & W Root Beer y Canada Dry. 

Por su parte, en México la Big Cola tiene una gran participación de mercado, entrando agresivamente con su ideología de ser un refresco mucho más barato. 

Hoy en día esta firma de origen peruano tiene 8 por ciento del mercado en la industria de refrescos. Recientemente comenzó la comercialización de tés, en donde logró entrar al segmento con Cool Tea y Cool Tea limón, registrando un valor de mercado de 230 millones de pesos. 

Una guerra poco ‘cool’

La pelea comercial más encarnizada por ganar consumidores sin duda es la que han sostenido Coca-Cola y Pepsi. 

En esta guerra, la imagen o percepción que logren inducir en el consumidor sobre el producto influye más que el propio sabor del mismo. 

Sin embargo, un factor clave es el tamaño de la organización, especialmente en términos de cuota de mercado. Los grandes distribuidores tienen la capacidad de negociar con los estadios, universidades y sistemas escolares, convirtiéndose en el proveedor exclusivo por un periodo determinado de tiempo. 

De la misma manera, tienen la capacidad de comprometerse a la compra de medios que reducen significativamente los costos. 

Todo comenzó a magnificarse hacia 1886, cuando John S. Pemberton produjo lo que fue la primera Coca-Cola para ser comercializada. La competencia llegó 13 años después, cuando el farmaceuta Caleb Bradham creó la Peps; para entonces, la Coca-Cola ya estaba vendiendo más de 1 millón de galones al año.

Para 1906, la Coca-Cola había empezado a vender su refresco embotellado en Canadá, Cuba y Panama, y un año después comenzaría la popular mercadotecnia de mostrar a gente famosa consumiendo su producto. 

En cuestión de 12 años, la Pepsi ya se vendía en más de 24 estados de la Unión Americana, llegando a producir 100 mil galones al año. Al mismo tiempo, Coca-Cola fue comprada por un grupo de inversionistas por 25 millones de dólares, quienes comenzaron a expandir su producto a tierras europeas.

En 1923, Pepsi comenzó una década difícil al declararse en bancarrota tras la escasez del azúcar después de la Primera Guerra Mundial. Mientras la Coca-Cola seguía expandiéndose ahora en Australia, Sudamérica y Austria, la Pepsi volvió a declararse en bancarrota por segunda vez en 1931, y empezó a mejorar después de que el magnate Charles G. Guth comprara la compañía.

Guth era un hombre de negocios dueño de una fábrica en Baltimore que realizaba los jarabes para refrescos, pero después de que Coca-Cola se negara a hacer concesiones sobre su venta, Guth se interesó en la Pepsi.

Para inicios de la Segunda Guerra Mundial, Pepsi no cometió el mismo error: compró una planta de azúcar en Cuba para evitar la escasez y comenzó cambiando su imagen a un logo con los colores rojo, azul y blanco. 

En 1945, Pepsi comenzó a vender su producto en latas de aluminio, por lo que Coca-Cola respondió con su adquisición de Minute Maid en 1960, y su anuncio oficial de la Sprite.En 1962, Coca-Cola Company se hace pública a 101 dólares por acción.

Para 1964 se hacen grandes cambios a estas industrias comenzando por el lanzamiento de los refrescos de dieta, y la adquisición de Mountain Dew por parte de Pepsi, que después de haberse fusionado con Frito-Lay en 1965, cambia a lo que conocemos hoy como PepsiCo Incorporation. 

Menos gasificadas

Hoy en día la pelea se ha ido mostrando diferente. Aunque Coca-Cola tiene el 42 por ciento del mercado, y Pepsi el 31 por ciento, PepsiCo es quien obtiene mayores ganancias anuales, siendo de 58 mil millones de dólares, y Coca-Cola de 36 mil millones de dólares. 

PepsiCo es mucho más diversificada que Coca-Cola Company, pues posee un mayor número de bebidas consideradas más sanas que el refresco negro, como agua purificada Epura, la rehidratante Gatorade, Naked Juice, Aquafina, Lipton y Tropicana.

Según la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ), el agua embotellada es un sector de la economía mexicana con un increíble potencial, creciendo alrededor de un 12 por ciento anual. Actualmente en México el agua embotellada es la que domina con el 29 por ciento del mercado, seguidas por Ciel de Coca-Cola y Epura de PepsiCo. 

Salir de la versión móvil