¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional

DERIVADOS

Los inversionistas pierden

Jesús M. Badiola

En las últimas semanas, las empresas inmobiliarias Urbi Desarrollos Urbanos y Desarrolladora Homex fueron demandadas por distintos bancos internacionales en cortes de Nueva York por el incumplimiento de pago referente a pérdidas de derivados.

Como si no tuvieran suficientes problemas económicos, ambas desarrolladoras están incumpliendo en un impago de pérdidas por instrumentos financieros, que no están reconociendo en México. En el último año, sus pérdidas bursátiles ya superan el 70 por ciento.


May 14, 2013
Lectura 5 min

$61.1 millones de dólares 
es la cantidad demandada 
por Deutsche Bank a Urbi

Barclays interpuso una demanda alterna a Desarrolladora Homex  por 44.5 millones de dólares por un incumplimiento en un acuerdo involucrando derivados.

http://www.youtube.com/watch?v=MZUiKWSTSIg

En las últimas semanas, las empresas inmobiliarias Urbi Desarrollos Urbanos y Desarrolladora Homex fueron demandadas por distintos bancos internacionales en cortes de Nueva York por el incumplimiento de pago referente a pérdidas de derivados.

Como si no tuvieran suficientes problemas económicos, ambas desarrolladoras están incumpliendo en un impago de pérdidas por instrumentos financieros, que no están reconociendo en México. En el último año, sus pérdidas bursátiles ya superan el 70 por ciento.

En el caso de Urbi, la demanda impartida por Barclays y Credit Suisse por el impago de contratos de derivados equivale a 22.5 millones de dólares. Mientras que la cantidad demandada no es relativamente notoria, el caso del resurgimiento de pérdidas con derivados hace relucir la falta de regulación financiera en México para proteger al inversionista de un aumento en riesgos económicos.

En la misma corte neoyorquina, Barclays interpuso una demanda alterna a Desarrolladora Homex  por 44.5 millones de dólares por un incumplimiento en un acuerdo involucrando derivados que causaron pérdidas para el banco inglés.

En el cuanto a Homex, se nota que la demanda no les tomó completamente por sorpresa, dado que se reportó que la empresa tenía conocimiento de la difícil situación que se avecinaba con Barclays, pero ahondaron en detalles.

En su reporte de resultados del primer trimestre, publicado a finales del mes de abril, se tiene un pequeño aviso de la terminación anticipada de derivados con Barclays Bank, donde el desembolso de terminación será de aproximadamente 43 millones de dólares, sin fecha específica de pago. Dos semanas después, Barclays levantó la demanda.

Además, se nota que también tienen otro aviso de cancelación de las transacciones de derivados, por parte de Credit Suisse AG, por un monto de 26.7 millones de dólares, el cual debió de ser pagado el 25 de abril del 2013.

El mal recuerdo de los derivados

Ambos sucesos traen a memoria los casos recientes de cómo el mal uso de instrumentos financieros pueden romper con la estructura económica de una empresa.

En el 2008, Comercial Mexicana perdió más de mil millones de dólares en una difícil operación de derivados. De igual forma, Grupo Maseca y Vitro sufrieron pérdidas de 880 y 220 millones de dólares, respectivamente.

Y es que buscar el uso de complejos instrumentos financieros de alto riesgo para impulsar las ganancias puede llegar a causar catastróficas pérdidas en una mala jugada del mercado.

Con mayor importancia, la inefectividad de poder regular el mercado de derivados en México ha creado un riesgo notorio para los inversionistas. Al no tener que reportar, en específico, todos los movimientos en este tipo de instrumentos financieros complejos, las empresas mexicanas pueden estar arriesgando su capital financiero a niveles superiores a su capacidad sin reportar directamente a sus inversionistas.

Al día de hoy, Homex no ha presentado su informe anual en la Bolsa Mexicana de Valores donde debería de haber notado una inversión riesgo en derivados, misma por la cual hoy son demandados.

En el caso de Urbi, además de su demanda por derivados, el banco alemán Deutsche Bank hizo una demanda alterna por 61.1 millones de dólares por el incumplimiento del pago de préstamos bancarios. Por si fuera poco, GE Capital tiene también una demanda contra Urbi por 99 millones de pesos, los cuales debieron pagarse por una obligación crediticia.

Repercusión en la BMV

La crisis por la que atraviesan las desarrolladoras también se podría trasladar pronto a los mercados financieros, de acuerdo con analistas y listas de bursatilidad de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Pronto las acciones de Urbi, Geo y Homex podrían dejar de pertenecer al prestigioso grupo de las 35 emisoras en el Índice de Precios y Cotizaciones, el principal indicador de la BMV.

Entre los criterios más importantes para definir las acciones que son parte del IPC, se encuentra el nivel de bursatilidad, que se refiere a la cantidad de transacciones hechas con esa acción.

Urbi y Homex acumulan ya dos veces que no aparecen en el listado de las 55 empresas más bursátiles, por lo que su salida del IPC en la próxima revisión en septiembre podría ser inminente.

Además, la baja demanda por acciones de Homex en Nueva York podría orillar a abandonar ese mercado también. Estar listado en Wall Street es caro y podría ser una mejor estrategia para la empresa abandonar el mercado si su bursatilidad llega a ser suficiente baja.

Glosario

Derivados financieros
Un instrumento de inversión cuyo valor se basa en el precio de otro activo subyacente.

 

Resultados del primer trimestre de Homex
Comentarios