Lento, pero seguro, camino a la electrificación automotriz

La industria automotriz en México y el mundo avanza hacia la electrificación de la manufactura de autos, pero en el país aún existen diversos elementos que no se cumplen para la maduración de estos procesos

El mercado automotriz en México está calentando motores para tomar camino hacia la electrificación en los automóviles que produce

El mercado automotriz en México está calentando motores para tomar camino hacia la electrificación en los automóviles que produce

Comparte esta nota

El mercado automotriz en México está calentando motores para tomar camino hacia la electrificación en los automóviles que produce, aunque hasta el momento aún no hay una fecha específica de cuándo se llegará a este destino.

Para alcanzar esta meta es necesario generar las condiciones e infraestructura adecuada para que se alcance una maduración en producción y venta de este tipo de autos, pero de lo que no hay duda es que este es el camino a seguir, afirma Joan Busquets, vicepresidente de Manufactura en Nissan México.

“La electrificación es un tema que hay que trabajar desde diferentes ámbitos de la economía, se tiene que preparar la red (de electrolineras), preparar el concepto, hacer muchas cosas para que al final se pueda enfocar la producción”
Joan BusquetsVicepresidente de Manufactura en Nissan México

“Yo no diría que el mercado mexicano no alcanza (la maduración para la producción de autos eléctricos) sino que hay prioridades y hay que adaptarse a esta situación, el camino está claro, todo mundo hoy en día está enfocado en la electrificación”, apunta el ejecutivo en entrevista con Reporte Índigo.

La empresa automotriz japonesa anunció la semana pasada una inversión de 700 millones de dólares enfocada en sus plantas de manufactura en Aguascalientes, que en gran medida busca establecer procesos y capacitar a su personal rumbo a la electrificación de sus plantas y automóviles, detalla Busquets.

“Abarca todo como la mejora en tecnología, de instalaciones, adaptar todos los procesos que tenemos en esta planta tanto de estampación, soldadura, pintura y montaje, rejuvenecer, adaptar mucho de esto a las últimas tecnologías, mejorar procesos para que sean más flexibles y luego las tecnologías necesitan buenos ingenieros que nos facilitan en las universidades, pero nosotros tenemos que desarrollar porque son muchas de las tecnologías propias”.

El fabricante automotriz se encuentra desarrollando tecnologías como E-power que se caracterizan por tener un motor principal de naturaleza eléctrica y uno más pequeño de reserva de gasolina llegarán al mercado del país con mucha fuerza en un plazo de aproximadamente 10 o 15 años, según lo ha estimado en previas ocasiones el director de Nissan Mexicana.

Cabe destacar que la introducción de los autos eléctricos al mercado mexicano por parte de la empresa nipona han estado centrados en el modelo Nissan Leaf, pero no se descarta la presentación de un portafolio más amplio con esta tecnología en breve, aunque los detalles de estos no se han dado a conocer hasta el momento.

“Lo bueno que tiene Nissan es que nuestras instalaciones son tan flexibles que la adaptación al mercado es muy rápida, no va a ser ningún problema para adaptarnos (a la electrificación de los autos) porque las plantas están preparadas para afrontar cualquier reto de futuro”.

La firma, que en septiembre del año pasado cumplió 60 años de establecer parte de su producción en el país, ensambla en México los modelos Versa, Sentra, March y Kicks. En 2021, lideraron el mercado de las ventas con un total de 203 mil 918 unidades entregadas y 20.1 por ciento de la participación de mercado en el sector.

Respecto a las dificultades que han tenido frente a la escasez de semiconductores, elementos indispensables para manufacturar cualquier clase de dispositivo electrónico, el directivo de Nissan no abundó en el tema, pero señaló que la empresa trabaja con proveedores y planes de suministro para evitar irrupciones.

Poca infraestructura de la industria automotriz

Desde hace 10 años, con la llegada de la venta de autos eléctricos en México, se observa un avance lento por parte del Gobierno federal para la construcción de electrolineras, como se les conoce a las estaciones de carga para vehículos eléctricos. Por ello empresas como Nissan y BMW han invertido en la construcción de centros de carga alrededor del país a pesar de no ser su negocio principal.

Cabe recordar que la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, ha gestionado con el Congreso de la Unión modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica para acelerar la construcción de corredores eléctricos, así como incentivos federales y estatales que promuevan facilidades para sumar mayores clientes a la compra de estos autos.

Dentro de los incentivos federales resalta el aumento de corredores eléctricos interestatales, la exención de impuestos en vehículos nuevos, un convenio con CFE para medidores independientes y los locales impulsan excepciones en pagos de tenencia y verificación vehicular, el engomado E (especial para auto híbrido y eléctrico) con placas preferentes, estaciones de carga gratuita y descuentos en el uso de autopistas.

También puedes leer: Ventas a baja velocidad en la industria automotriz

Salir de la versión móvil